La Corte Suprema de Brasil declaró inconstitucional invocar la "legítima defensa del honor" como argumento para atenuar las condenas en casos de feminicidios, en una decisión que fue tomada a última hora de anoche, informaron hoy fuentes judiciales.

"La tesis de la legítima defensa de la honra es inconstitucional, por contrariar los principios constitucionales de la dignidad de la personas humana, de la protección de la vida y de la igualdad de género", indica la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), cuyos 11 jueces iniciaron el debate hace más de una semana.

El 5 de marzo tras emitir su voto, el magistrado del supremo tribunal, José Antonio Dias Toffoli, afirmó que "quien practica feminicidio o recurre a la violencia con la justificación de castigar un adulterio, no se está defendiendo, sino atacando a una mujer de forma desproporcionada, cobarde y criminal".

La agencia de noticias francesa AFP consignó que en Brasil se reportaron 1.326 feminicidios en 2019, un 7,8 % más que los 1.229 del año previo, según un reporte de la ONG Foro Brasileño de Seguridad Pública.

Los crímenes dolosos (intencionales) contra la vida son juzgados en Brasil por tribunales populares y sus sentencias son irrevocables.

La declaración de inconstitucionalidad del "crimen de honor" impedirá las sentencias atenuadas en casos de feminicidios, que ya escandalizaron a la sociedad en el pasado.

En 2017, un jurado popular absolvió a Vágner Rosário Modesto de la acusación de intento de asesinato a su exesposa, a quien había asestado tres puñaladas un año antes en la localidad de Nueva Era (Minas Gerais, sudeste).

Su defensa alegó la "legítima defensa del honor" y el acusado explicó que actuó cegado por los celos que le provocó ver un mensaje en el celular de la mujer.

Otro feminicidio que conmocionó al país fue en 1976 contra Angela Diniz, conocida figura del Jet-Set carioca que fue abatida a tiros por un empresario, condenado a dos años de cárcel en suspenso tras alegar que había "matado por amor".

La indignación provocada por ese caso en la sociedad, con el eslogan "Quien ama no mata", obligó a anular el juicio y que se hiciera un segundo proceso judicial, donde el empresario fue condenado a 15 años de cárcel.

En 2020 se registraron en Brasil 105.821 denuncias policiales de violencia contra mujeres, un 72% de ellas relacionadas a violencias en el ámbito doméstico o familiar, según un informe divulgado por el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos.

Finalmente, el citado ministerio también confirmó que el contexto de la pandemia de coronavirus propició un aumento de estos casos. (Télam)