Familiares de los niños y niñas que asisten al jardín de infantes 406 de Comodoro Rivadavia cortaron el acceso sur a esa ciudad chubutense, a la altura de las rutas 3 y 26, para reclamar la detención del profesor de música al que señalan como autor del delito de abuso sexual.

El corte de rutas fue confirmado a Télam por el jefe de la policía del Chubut, César Brant, quien explicó que "es una situación muy delicada, uno comprende a los padres pero también tiene que respetar los tiempos de la justicia y las pruebas para avanzar".

El piquete provoca serias dificultades en el tránsito para el acceso a la cuenca petrolera y había sido anunciado por los padres en un comunicado en el que advirtieron que "hicimos las cosas por las buenas, ahora la vamos a hacer por las malas".

Este fin de semana los familiares protagonizaron una "batida" en el barrio 1008 donde suponían que estaba el docente.

"Fueron a la casa de los padres (del docente), quienes les aseguraron que allí no estaba su hijo pero como no les creyeron, los progenitores tuvieron que dejar pasar a una comisión que revisó el departamento", explicó el comisario general Brant.

Un vecino de los padres del profesor también debió permitir que una comisión ingrese a su casa para calmar los ánimos, donde revisaron hasta los roperos.

El fiscal en jefe de Comodoro Rivadavia, Marcelo Crettón, confirmó que "suman 42 las denuncias formuladas por los padres" por presuntos casos de abuso sexual contra el profesor de música que ejercía en salas de 3, 4 y 5 años.

Según pudo reconstruir Télam en base a fuentes de la Fiscalía, las denuncias se encuadrarían en casos de "abuso sexual simple" por presuntos tocamientos, que encuadra en la categoría de delitos excarcelables.

El Superior Tribunal de Justicia del Chubut emitió un comunicado este fin de semana donde asegura que ningún juez tomó intervención porque no hubo un pedido formal por parte de los fiscales.

Por su parte el Ministerio Público Fiscal (MPF) aseguró que no puede solicitar la detención de un sospechoso sin tener pruebas, las que no se lograrán hasta que no se les tome testimonio a los niños bajo la modalidad de Cámara Gesell, cosa que hasta ahora no se realizó porque deben tomarse extremos cuidados para resguardar la integridad de los menores.

El secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut, Daniel Murphy, se solidarizó con los padres, pero en simultáneo pidió que "no se busque a un culpable sino que primero debemos buscar la verdad".

Los casos se conocieron el miércoles pasado y de inmediato se produjo una reacción frente a la escuela de nivel inicial, circunstancia en la que incendiaron el vehículo de la directora que estaba estacionado frente al establecimiento de nivel inicial, en el barrio 9 de Julio, a quien repudiaron a viva voz por "no dar la cara y amparar a ese degenerado".

El propio gobernador Mariano Arcioni se expidió al respecto, y pidió la urgente intervención de la justicia, en coincidencia con lo que reclamó el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque.

"No podemos pedir la detención por la presión social si no tenemos elementos de prueba" indicaron en reserva los fiscales que intervienen en la investigación. (Télam)