El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, confirmó hoy nuevas restricciones en la zona de frontera con el fin de evitar el ingreso de las cepas brasileñas de coronavirus, entre otras que se solicitará PCR negativo a los camioneros provenientes de países vecinos, al tiempo que reconoció que “hay preocupación”.

"Estamos restringiendo el ingreso de camioneros, se va a comenzar a pedir un test de PCR negativo y estamos restringiendo los vuelos internacionales. La mejor manera de protegernos es evitar contagios”, aseguró el mandatario provincial.

En tanto, Valdés sostuvo: "Tenemos que utilizar la capacidad de movimiento para producir, estudiar y tratar de hacerlo en burbujas, que es lo que nos garantiza tener un menor número de contagios”.

Consultado sobre la cepa de Río de Janeiro, que se confirmó en la localidad correntina de Ituzaingó, el gobernador sostuvo que “no es la de Manaos, gracias a Dios, ya que es la más peligrosa”, y dijo “estamos mirando datos de Uruguayana, debemos ser cuidadosos”.

Respecto a las acciones preventivas en zonas limítrofes con el fin de evitar la propagación del coronavirus, el mandatario señaló que se está avanzando en la vacunación.

En este sentido, en diálogo con la prensa, Valdés mencionó que “se está vacunando al personal de Cotecar (Complejo Terminal de Cargas), lo mismo estamos haciendo con Mercovías y en Ituzaingó en la zona de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY)”.

Informó además que ya se inoculó alrededor de un millar de personas en Santo Tomé, Paso de los Libres e Ituzaingó, por el contacto que mantienen en los límites con Brasil y Paraguay, y que están llegando de la Nación, “unas 8700 vacunas que vamos a estar distribuyendo en el interior provincial”.

El tránsito internacional en Corrientes se realiza a través de los puentes de Paso de los Libres-Uruguayana y Santo Tomé-San Borja, y por vía fluvial (Alvear-Itaquí), con un movimiento importante de trabajadores esenciales.

De acuerdo a los datos provinciales, "a través de los cruces internacionales, circulan unos 1.500 camiones por día".

“Nos queda utilizar la capacidad de movimiento que tenemos para seguir produciendo. Tenemos que ser cautelosos. Nadie sabe cuándo terminará esto”, concluyó el gobernador Valdés en referencia a la pandemia de Covid-19. (Télam)