El promedio de casos diarios de coronavirus descendió esta semana respecto de la anterior un 21% en los partidos bonaerenses que conforman el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y un 17% en la Ciudad de Buenos Aires (CABA), y según especialistas se debe a múltiples factores como las medidas del Gobierno, la recuperación de los cuidados individuales, la baja de la movilidad y, en menor grado, la disminución de personas susceptibles a infectarse.

"A nivel nacional la curva comenzó a mostrar una baja leve. Si consideramos los casos diarios promediados a 7 días, se observa que en la actualidad tenemos un 15% menos casos que en la semana previa", señaló a Télam la docente e investigadora Soledad Retamar.

La especialista, que integra el Grupo de Investigación en Bases de Datos (GIBD) de la Facultad Regional Concepción del Uruguay -dependiente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)- detalló que "ayer, lunes 3 de mayo, los casos diarios promedio eran 20.215 cuando el lunes anterior (26/4) fueron 23.600".

Retamar destacó que "a nivel AMBA es donde este descenso es más marcado. Hoy CABA reporta un 83% de los casos que reportaba la semana previa, es decir que descendió en un 17% y en los partidos del Conurbano Bonaerense, que conforman el AMBA, este descenso representa un 21%".

Para la especialista, las causas de esta disminución se explican a partir de múltiples factores: "la movilidad generada por la presencialidad puede ser uno, pero también hay que sumar el factor del comportamiento social".

A modo de ejemplo, Retamar destacó que "una de las zonas de mayor descenso es el Gran La Plata, donde probablemente haya influido el "factor miedo" por el crecimiento tan brusco que sufrieron lo que llevó a los ciudadanos a retomar los cuidados necesarios para evitar el contagio".

En referencia al impacto de las medidas, la especialista señaló que "uno de los principales efectos es que se bajó efectivamente la movilidad", también "se comenzó a ver que en los jóvenes, con las medidas iniciales de restricción de la nocturnidad, los casos detectados descendieron".

Según el gráfico con los promedios de notificaciones diarios del físico e investigador del Conicet Jorge Aliaga, el promedio de ayer de 20.215 casos a nivel país fue el primero que mostró una disminución respecto de la semana previa (23.600) desde la semana del 16 al 22 de febrero.

Esto quiere decir que desde esa semana de febrero, que tenía un promedio de 5.813 casos diarios, el promedio de notificaciones de todas las semanas siguientes siempre fue superior a la previa.

Ese crecimiento fue a veces por poca cantidad -por ejemplo el promedio de la semana del 2 al 8 de marzo fue de 6.096 casos a penas superior a los 6.039 de la anterior- y en otros casos fue muy fuerte como la semana del 6 al 12 de abril, que se registró un promedio de 20.691 casos contra 12.078 que había habido la semana previa.

En relación a lo que está sucediendo ahora, Aliaga advirtió que "puede ser que hoy suba un poco el promedio de esta semana por carga retrasada del fin de semana con feriado, pero sin dudas hay una baja. Esto se da por una combinación de múltiples causas. Una es que hay menos circulación de personas por las medidas del Gobierno".

Y alertó que "la semana pasada dejó de bajar la movilidad, veremos si siguen descendiendo los casos y cuánto".

Respecto a las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) y fallecidos, Retamar señaló que "aún no se ve un descenso sino un amesetamiento en un número muy alto".

Y aclaró que esto sentido porque "sabemos que las UTI comienzan a crecer al menos 7 días después de un incremento de casos, y lo mismo sucede con los fallecidos".

"En esta semana los fallecidos crecieron un 4% respecto a la semana previa, y las UTI un 8%. Es esperable que en las semanas siguientes se empiece a ver el descenso en los fallecidos si los casos continúan bajando", sostuvo la especialista.

Hoy, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó que las "medidas de cuidado" dispuestas por el Gobierno nacional "cortaron la subida exponencial de contagios de Covid-19", y destacó que los casos diarios que a nivel de toda la provincia representaron esta semana un 18% menos que la semana previa.

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, también habló sobre la baja de casos de esta semana y lo adjudicó a "una combinación de fenómenos" entre los que mencionó, en primer lugar, que "la población, que al ver casos en familiares, conocidos, personas famosas que han tenido la enfermedad, sobre todo en formas graves, refocalizan y vuelven a concentrarse en hacer el esfuerzo para cuidarse".

"El segundo factor tiene que ver con las susceptibilidades en términos inmunológicos: por un lado aquellos que ya tuvieron la enfermedad y quedan un tiempo protegidas y en este momento aquellos que recibieron las vacunas", dijo, y "tercero son las medidas de Gobierno que ayudaron sobre todo focalizadas en algunos grupos, por eso acompañamos las medidas de nocturnidad y restricción de los encuentros sociales", cerró el detalle.

Finalmente, el investigador del Conicet y docente Rodrigo Castro sostuvo que "las medidas han influido de manera positiva y determinante para revertir la tendencia hacia la baja, que es lo que se necesita para continuar en el camino hacia demoler la curva".

"Sin embargo son muchos los factores que compiten entre sí a favor y en contra de esta tendencia hacia la baja", continuó Castro, investigador del Instituto de Ciencias de la Computación (ICC) y director del Laboratorio de Simulación de Eventos Discretos de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

"La relación multicausal y no lineal entre todos estos factores (susceptibles, vacunas, reinfecciones, variantes, temperatura, acatamientos, etc.) es muy difícil de determinar, por lo cual, recurriendo al principio precautorio es razonable insistir en sostener las actuales estrategias de cuidado, en particular dado que nos enfrentamos a un nuevo factor de cambio preocupante, que es la llegada de las bajas temperaturas", concluyó. (Télam)