El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, anunció hoy la instalación de 2.761 nuevos domos de videovigilancia para la capital provincial, cinco ciudades del interior y localidades del Gran Córdoba, en el marco de las acciones para la prevención del delito y la seguridad ciudadana.

La puesta en marcha del sistema de las nuevas cámaras de videovigilancia demandará una inversión de $5.320 millones y, según lo anunciado, se instalarán en la capital, Río Cuarto, San Francisco, Villa Carlos Paz y Villa María, al igual que en las localidades de La Calera, Mendiolaza, Saldán y Villa Allende, que se ubican en el Gran Córdoba.

El mandatario realizó el anuncio en el Auditorio del Centro Cívico del Bicentenario y precisó que la iniciativa beneficiará a una población de 2.259.000 habitantes de la provincia, y que el plan “representa la inversión en tecnología de última generación aplicada a la seguridad pública más importante de la historia provincial”.

Schiaretti destacó que la videovigilancia es una “tecnología central en la lucha contra el delito en el mundo y en la lucha contra la inseguridad y el delito en nuestra Argentina”, al sostener que “las cámaras de seguridad significan disuasión para el delincuente, facilidad en la investigación de la Policía y un buen soporte para que la Justicia pueda juzgar los delitos”.

Asimismo adelantó que el objetivo es alcanzar a mediano plazo cerca de 4.300 cámaras entre la capital, el Gran Córdoba y el interior provincial, y que en el caso de las principales ciudades la meta es que haya dos cámaras de videovigilancia cada 1.000 habitantes. (Télam)