El Ministerio de Salud de Santa Fe convocó a retomar los controles ginecológicos para prevenir el cáncer de cuello de útero y habilitó 40 centros de salud para la práctica del Papanicolaou y vacunación contra el VPH, al conmemorarse hoy el Día Mundial de la Prevención de Cáncer de Cuello de Útero.

En ese marco, el Ministerio de Salud provincial organizó una campaña de difusión acerca del Papanicolaou-PAPs-y de vacunación contra el Virus de Papiloma Humano-VPH- para niñas y niños de 11 años.

En este marco, "en 40 hospitales y centros de salud de la provincia se realizarán desde hoy y hasta el 31 de marzo en forma gratuita y sin turno previo las prácticas de detección y vacunación", se informó en un comunicado.

Al convocar a "retomar" los controles preventivos, la directora de la Agencia provincial de Control de Cáncer, Graciela López de Degani, aseguró "que los controles de salud disminuyeron notablemente durante 2020 debido a la pandemia que aún atravesamos, y los controles ginecológicos no escaparon a esta realidad".

"Si comparamos los períodos que van desde el 20 de marzo del 2019 al 31 de diciembre de 2019, y el mismo período del 2020, observamos que se tomaron un 60% menos de los PAPs con respecto al año anterior", precisó la funcionaria.

En esa línea, indicó "que en el departamento Rosario se diagnosticaron 421 casos de cáncer de cuello de útero durante el año 2019, a partir de un resultado patológico de un Papanicolaou".

"En el 2020 los diagnósticos de este tipo de cáncer fueron 99 pero este número no refleja una baja en la incidencia, sino que muestra que las oportunidades de tamizajes-pruebas-perdidas crecieron exponencialmente durante la pandemia", alertó.

El Papanicolaou "es un estudio que sirve para prevenir y detectar tempranamente el cáncer de cuello de útero, aumentando así las posibilidades de cura hasta un 90%", recordó.

Por otra parte, la funcionaria añadió "que el VPH-Virus del Papiloma Humano-es un virus que afecta a todos, directa o indirectamente, ya que es muy común".

"Se estima que el 80% de las personas se contagian al menos una vez en algún momento de su vida, y si bien la mayoría de los organismos resuelven solos esta infección, cuando no sucede se producen infecciones persistentes que pueden provocar lesiones con el paso del tiempo", advirtió.

"Por eso es importante remarcar que tener HPV no quiere decir que tendrás cáncer, pero si el virus provoca cambios en el cuello del útero hay que descubrirlos y tratarlos", consignó López de Degani.

Asimismo, alertó sobre "la importancia de reforzar el tamizaje de la población objetivo como una estrategia central de prevención, así como potenciar acciones de vacunación en niños y niñas pensando en el futuro". (Télam)