Inspectores del Ministerio de Trabajo bonaerense realizaron hoy operativos en 24 municipios de la provincia para controlar la registración, condiciones laborales, de seguridad y salud de las y los trabajadores de plataformas digitales de delivery, informó a cartera laboral.

Este operativo profundiza uno similar efectuado en el 2020, en pleno auge del sistema a raíz de la pandemia, en el que se controlaron a 172 trabajadores y trabajadoras que no estaban registrados, lo que valió sanciones a las empresas que desconocieron la relación de dependencia.

El operativo se efectuó en zonas de concentración de locales gastronómicos y en centros de distribución de las empresas en los distritos de Almirante Brown, Avellaneda, Lanús, Quilmes, Berazategui, Lomas de Zamora, La Plata, La Matanza, Morón, San Isidro, San Martín, Tres de Febrero y Campana.

También en José C. Paz, San Miguel, Zarate, Pilar, Pinamar, Azul, Junín, Mar del Plata, Necochea, Tandil y Bahía Blanca.

La ministra de trabajo, Mara Ruiz Malec, aseguró que "es una buena noticia que ahora exista una verdadera discusión sobre la situación muy precaria de estos trabajadores que salen a la calle sin cobertura de nada y que algunos se pagan ellos mismos un seguro de accidentes personales porque si les pasa algo nadie los cubre”.

Además, sostuvo que “el Estado debe estar protegiendo a los trabajadores frente a estas apps que a pesar de ser millonarias les niegan los derechos más básicos”.

“Ser registrado es un cambio sustancial en las condiciones laborales y de vida de cada uno porque no es lo mismo tener obra social que no tenerla, saber que estás aportando a una caja para tu futura jubilación que no hacerlo”, agregó.

La cartera laboral detalló que estas aplicaciones de delivery se autodefinen como "empresas de tecnología que únicamente proporcionan una herramienta informática que conecta individualmente a proveedores de servicios con los consumidores".

Pero "encubren la relación laboral que tienen con decenas de miles de personas que deben registrarse como monotributistas o autónomos, lo que implica que no cuenten con un sueldo básico, pero deben cumplir un horario estipulado, una cierta cantidad de horas diarias y, aunque no tengan lugar físico ni fijo de trabajo, deben concentrarse en zonas específicas en donde reciben los pedidos para realizar".

El Ministerio indicó que estos operativos "buscan avanzar en el reconocimiento de los derechos laborales de miles de bonaerenses que trabajan con estas aplicaciones de reparto en toda la provincia". (Télam)