Bomberos y brigadistas de la provincia de San Luis realizaban esta mañana una guardia de cenizas en un incendio desatado en Donovan y trabajaban para controlar otro foco activo en la ruta 5, en la Villa de Merlo.

La jefa del programa San Luis Solidario (exDefensa Civil), Juana Alzaga, explicó que en Donovan, a 11 kilómetros de la ciudad de San Luis, “se mantiene una guardia de cenizas para controlar posibles reinicios” del fuego, mientras en Merlo, a 278 kilómetros al norte de la capital, el foco “estaba contenido en un 80 por ciento”.

En Donovan se resguardaron viviendas y "no hubo domicilios perjudicados, solo pastizal", indicó la funcionaria.

Por su parte, el jefe de Bomberos de la Policía, Rafael Godoy, sostuvo que en esa zona “ahora no hay actividad y se realiza un control de perímetro para evitar un posible reinicio”.

Anoche, el viento aportó un poco de alivio para el combate al fuego y “un grupo trabajó para extinguir el incendio, mientras el otro hacía control del perímetro”, añadió.

En Donovan trabajaron bomberos voluntarios de San Luis, El Volcán, Potrero de los Funes, San Luis Solidario, Defesa Civil y tres dotaciones de la Policía.

Sobre el fuego en la ruta 5, Godoy dijo que “un avión hidrante pudo hacer dos disparos que fueron efectivos”, pero hasta las 21 de ayer seguían trabajando para intentar controlarlo.

“Es un incendio forestal en la entrada de Merlo, las llamas abarcaron grandes dimensiones y llegaron al borde de la ruta 5 frente al Barrio 272 Viviendas”, precisó. (Télam)