La reciente decisión de un estricto padre se volvió viral en los últimos días, cuando publicó el contrato que le hizo firmar a la hija de 12 años para darle su primer celular.

El usuario oriundo de España @JudgeTheZipper, que se define en su perfil de Twitter como “Juez indignado e inconformista. Y feliz”, hizo honor a su temperamento con el acuerdo que redactó junto a su esposa.

“En previsión de que mi hija, de 12 años, consiga su propósito (tener teléfono; aún está por ver), y dado su apego a las normas (bien por ella), mi mujer y yo estamos elaborando este contrato de adhesión, totalmente leonino”, comentó adjuntando una fotografía del desopilante papel.

Luego de pedir la opinión del público y que lo ayuden a ver si se estaba olvidando algo, desde el pasado domingo hasta la fecha, le llovieron más de 3.700 comentarios, 23.500 adhesiones y 3.619 compartidas.

A través de la nota titulada “Normas para tener teléfono”, los padres comenzaban aclarándole a la nena que el teléfono no sería suyo ya que son ellos los que lo comprarán y le pagarán el servicio de datos mensual.

Esto significa que estarían bajo su derecho de pedírselo, revisárselo y para eso por supuesto sería indispensable que sepan las contraseñas de todas las aplicaciones.

Estas últimas, según el convenio podrán ser instaladas con “previa autorización”  y con “condiciones” de los padres. Además, su uso tendría límites de horario también previamente establecidos.

Entre las reglas también se observa: “No puedes reenviar a otros amigos mensajes que te lleguen y que sean ofensivos para otros niños, o de mal gusto o que se vea a gente siendo lastimada”.

El texto también deja bien claro que “el teléfono no se lleva al colegio”, no se deberá utilizar en la mesa a la hora de la comida, y quedará afuera de la habitación de la nena por las noches. “Para despertarse, un despertador”, aclara.

Finalmente, el pacto firmado por “mamá y papá” advierte que “el incumplimiento de algunas de estas normas conllevará la pérdida temporal del teléfono” y que “la reiteración en el incumplimiento supondrá la pérdida definitiva”.

El riguroso compromiso generó todo tipo de comentarios, algunos usuarios felicitaron al hombre por la precisión de sus instrucciones, diciendo que a pesar de ser por demás exigentes, “tienen mucha lógica en los tiempos que corren y son una buena guía para padres”.

Otros consideraron exageradas y coincidieron en que eran leoninas, es decir, injustas y abusivas por favorecer solo a una de las partes y exigir el cumplimiento de condiciones particularmente duras a la otra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Por venganza: llevó al perro a la peluquería canina y nunca más lo fue a buscar