Las medidas restrictivas para evitar la circulación y cortar la escalada de casos de coronavirus continuarán mañana en la provincia de Córdoba, mientras la ocupación de camas críticas supera el 80% de promedio.

Uno de los cambios más significativos es que desde mañana y hasta el viernes 18 de este mes quedaron suspendidas las clases presenciales para todos los niveles, tal como lo anunciara el Gobierno local el pasado viernes, mientras este fin de semana rigen las medidas dispuestas por el DNU Nacional.

Desde mañana podrán volver a desarrollarse actividades en bares y restaurantes, hasta las 19, al igual que los comercios no esenciales, en tanto que permanece vedada la circulación interdepartamental y los shoppings permanecerán cerrados.

Los bancos continuarán trabajando con protocolos vigentes en Córdoba, al igual que las ferias al aire libre (que serán controladas por la Municipalidad).

Los gimnasios, natatorios y clubes estarán completamente cerrados, y se permite la actividad física individual al aire libre.

Las reuniones sociales y familiares están completamente suspendidas y la circulación estará restringida entre las 20 y las 6. (Télam)