Dos jóvenes continuaban hoy internados en Santa Fe, uno de ellos en estado crítico, debido a cuadros vinculados al consumo de cocaína adulterada y la Justicia investiga el origen de la sustancia, informaron hoy voceros sanitarios y judiciales.

"Uno de los pacientes está más grave, es crítico, porque está en terapia intensiva", indicó la directora de Epidemiología de la provincia, Carolina Cudós.

El paciente se encuentra internado en la sala de cuidados intensivos del nuevo hospital Iturraspe, "estable, pero es un paciente considerado crítico", añadió la funcionaria.

En tanto, el otro hombre se encuentra internado en el mismo hospital pero en una sala común y su estado es estable.

Los dos jóvenes presentaron un cuadro de fiebre alta asociado a lesiones cutáneas y en mucosa yugal, a las pocas horas de haber consumido cocaína. Según indicaron desde el Ministerio de Salud de la provincia, el consumo de la sustancia fue en contextos diferentes, pero ambos en la localidad de Santa Clara de Buena Vista, situada 78 kilómetros al suroeste de la capital provincial.

Los jóvenes fueron ingresados durante el fin de semana debido a que consumieron cocaína cortada con una sustancia que sería levamisol, un antiparasitario de uso veterinario que causa cuadros de fiebre alta asociado a lesiones cutáneas y en mucosa yugal.

A raíz de la detección de los casos, el Ministerio de Salud de la provincia emitió un alerta hacia los centros de salud del sistema público tanto de la provincia y a otras unidades epidemiológicas del país.

"El cuadro clínico descripto en los casos de intoxicación con cocaína adulterada asociada al levamisol, un antiparasitario e inmunoestimulante utilizado en animales, es síndrome febril agudo, mialgias, que puede asociarse a lesiones cutáneas purpúricas o necróticas, que suelen comprometer los pabellones auriculares", indicó la cartera sanitaria.

El comunicado añadió que "otros sitios comúnmente afectados son las mejillas, la nariz y los miembros".

El levamisol provoca un cuadro de neutropenia, cuyo grado es variable y el paciente suele recuperarse espontáneamente, aunque también puede durar varios días y en esos casos se recomienda tratamiento a base de antibióticos de amplio espectro.

A raíz del caso se abrió un expediente en la Fiscalía Federal de Rafaela, a cargo del fiscal Gustavo Onel, con el objetivo de rastrear el origen de la droga.

Voceros judiciales indicaron que "no se han reportado" nuevos episodios relacionados con el consumo de cocaína adulterada, pese a que los dos hombres internados no tendrían relación entre sí. (Télam)