La localidad necochense de Quequén será la depositaria de un monumento donado por el dueño de una metalúrgica en homenaje a los 44 marinos muertos en el hundimiento del submarino ARA San Juan, se informó hoy oficialmente.

El monumento estará emplazado sobre la avenida Almirante Brown, a metros del que homenajea a los soldados de Malvinas.

La necochense Jésica Gopar, esposa del submarinista Fernando Santilli -muerto en la implosión junto a 43 compañeros, en 2017- es la impulsora de la iniciativa en recuerdo de todos los tripulantes del ARA San Juan.

“Hace dos años comencé a pedir por la red social en Facebook la posibilidad de que se haga un monumento y que el municipio me diera solamente los permisos y aprobaciones para tal fin”, explicó Gopar, y agregó que “para mí esto es fundamental porque mi esposo quedó ahí, y porque tenemos un hijo en común que cuando aconteció la tragedia tenía solo un año”.

“Esta es la manera que tenemos de dejar una flor y una foto, en definitiva de tener una tumba simbólica, porque el nene va creciendo y empieza a preguntar”, explicó.

La esposa del submarinista expresó que el municipio de Necochea, a cargo de Arturo Rojas, “cumplió con los permisos y el Concejo Deliberante hace un mes aprobó la solicitud y expedientes para la construcción de este monumento que tendrá un valor inmenso para muchos Argentinos”.

También resaltó al Instituto Browniano como padrino del monumento y a su titular, Celso Troncoso, que será el encargado de firmar el expediente para que “en los próximos días el Municipio pueda comenzar con el movimiento de tierras para hacer la base”

Gopar dijo que el monumento “será donado por Jorge Savini", y que el mismo "graficará una ola gigante con un canal en el centro, lógicamente con la forma de un submarino”.

El objetivo “es llegar con lo máximo que podamos al 15 de noviembre, cuando se cumple el cuarto aniversario de la tragedia” concluyó. (Télam)