Un proyecto en el que participan científicos de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) busca recuperar los ventiladores en desuso de los subterráneos porteños para transformarlos en aerogeneradores y, a su vez, utilizar la energía para restaurar las estaciones de la red de subtes.

Se trata del proyecto Segunda Vida, del que además participarán alumnos de una escuela técnica del barrio porteño de Flores, internos una cárcel bonaerense e integrantes del Laboratorio Patrimonial Centenera, que depende de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y se dedica a restaurar las estaciones, a la vez que capacita a personas en situación de vulnerabilidad para que cuenten con un oficio.

El proyecto, que recibirá 1.500.000 pesos, fue seleccionado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación dentro de una convocatoria dirigida a cofinanciar propuestas para el desarrollo territorial de soluciones tecnológicas que mejoren la calidad de vida de la población, en particular, aquellas problemáticas que resultan de la pandemia integrándolas a la economía circular.

Así, los viejos ventiladores industriales serán instalados en el Laboratorio Patrimonial Centenera donde la energía producida será inyectada a la red, que trabaja en la reproducción de las piezas necesarias para la restauración de murales y envolventes sobre las estaciones de subte protegidas, consideradas patrimonio histórico y que cuentan con la categoría de Monumento Histórico Nacional.

Del proyecto participan la Fundación Pro Universidad de Corredores Martilleros Públicos (FUNICOMAPU), el Laboratorio Patrimonial Centenera, la escuela técnica ENET N17 Cornelio Saavedra, la dirección de oficios de la Unidad 47 Servicio Penitenciario Bonaerense y los laboratorios de Control Automático (LCA) y Energías Renovables (LEAS) pertenecientes a la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA), representando a la UNSL.

Los trabajos de adecuación de la tecnología serán realizados por alumnos y alumnas de la ENET 17 en conjunto con la dirección de oficios del servicio penitenciario bonaerense, quienes serán guiados por los Laboratorios de la UNSL.

Click to enlarge
A fallback.

La visión sostenible del Laboratorio busca realizar los trabajos con materiales que estaban en desuso en diferentes depósitos de subtes y el trabajo de los científicos sanluiseños consistirá en el rediseño del bobinado del estractor y estructura del rotor para producir la transformación de motor a generador, como también asesoramiento en la construcción de la turbina y sistema eléctrico de inyección a la red.

La propuesta que promueve la economía circular como una alternativa más ecológica, es un punto además de acción hacia las energías renovables y se propone crear conciencia para transformar nuestros residuos en recursos. (Télam)