Una joven de 22 años sin comorbilidades previas murió tras contagiarse de Covid-19 en un hospital de la ciudad cordobesa de Jesús María.

El deceso fue confirmado en las últimas horas por el director del hospital Vicente Agüero, Ricardo Zolando, quien indicó que la chica fue tratada por una fase viral que derivó en una patología inflamatoria, lo que se conoce como "distrés respiratorio".

El deceso de la joven, según Zolando conmocionó a la comunidad médica del centro hospitalario por la corta edad de la chica fallecida, que pasó a formar parte de los 25 muertos registrados en Córdoba. Con esa muerte la provincia de Córdoba vivió la jornada más crítica desde que comenzó la pandemia, con 4.032 nuevos contagios y con un acumulado de 3.630 fallecidos y 263.430 infectados. Zolando, en diálogo con la radio Cadena 3, manifestó que la salud de la joven se fue deteriorando a pesar de haber sido una paciente sin ninguna enfermedad previa.

El profesional contó que los efectos del coronavirus fueron "progresando y fue muy difícil de sacarla".

Según explicó, la joven hizo la consulta médica tras llevar "con días evolucionando y en una fase que se inicia una cascada de inflamación, sobre todo en el pulmón y en otros órganos que hacen complicado salir" de ese estado al enfermo.

Zolando, precisó además que una de las particularidades de la evolución del virus desde que comenzó la pandemia es que impacta en pacientes más jóvenes "sin comorbilidades" que "superan esas complicaciones, pero que desafortunadamente no ocurrió en este caso". Además, explicó que los factores de riesgo incluyen la "hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, pulmonares o neurológicas previas, insuficiencia renal y una edad superior de 60 años".

La muerte de esta joven en Córdoba se sumó a otros casos similares ocurridos en distintos lugares del país. Uno de ellos fue de Sol Casella, una estudiante de periodismo de 23 años que no padecía ninguna enfermedad preexistente y vivía en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.

La falleció tras permanecer durante más de tres semanas internada en un sanatorio de Balvanera. Se trataba de una joven con muchos proyectos de vida a la que le faltaban pocas materias para recibirse de periodista en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, en cuyo ámbitos ya daba los primeros pasos en la profesión. LC/AMR NA