La Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata confirmó el procesamiento con prisión preventiva de un hombre acusado de haber abusado sexualmente de una joven venezolana a la que había conocido por Facebook y haberla forzado a mantener una unión de hecho, tras ofrecerle un supuesto trabajo en la localidad bonaerense de General Pirán, informaron hoy fuentes judiciales.

El hombre de 53 años había sido detenido en abril en esa ciudad, perteneciente al partido de Mar Chiquita, a partir de una denuncia de la víctima (21), que aseguró que había llegado días atrás a la Argentina desde Venezuela luego de que él la convenciera de radicarse en el país con una presunta oferta laboral y que era retenida contra su voluntad desde entonces.

Tras su detención y la difusión del caso, el hombre fue denunciado además por otra mujer venezolana que lo acusó de haber abusado sexualmente de ella en una situación similar en 2018.

El hombre fue procesado con prisión preventiva por el primer caso en primera instancia por el juez federal Santiago Inchausti, por el delito de "abuso sexual agravado" y "trata de personas con finalidad de someter a la víctima a prácticas análogas a la esclavitud y a fin de mantener una unión de hecho forzada, bajo la modalidad de captación, traslado y acogimiento, agravado por el abuso de la situación de vulnerabilidad".

Los camaristas Eduardo Jiménez y Armando Tazza rechazaron un recurso presentado por la defensa, y confirmaron el procesamiento.

Los magistrados consideraron que existen elementos probatorios en el marco de la causa, en línea con Inchausti y con el dictamen del auxiliar fiscal ante la Cámara, Agustín Roldán, así como con lo indicado por la defensora Pública de Víctimas con asiento en la provincia de Buenos Aires, Inés Jaureguiberry, quien interviene en el expediente.

Según la investigación, la víctima permaneció cautiva en el domicilio del acusado en Pirán tras llegar al país, en una vivienda con las ventanas tapiadas, hasta que logró pedir ayuda de manera telefónica.

Jiménez y Tazza precisaron en su resolución que el hombre está procesado por haber captado a la joven en su país natal a través de la red social Facebook -"por medio de una presunta amistad y una falsa promesa de trabajo"- y que luego pagó sus pasajes hasta Argentina y la acogió en su casa, a 80 kilómetros de Mar del Plata.

Allí la habría sometido a "prácticas análogas a la esclavitud, obligándola a mantener una relación forzada y violentando su intimidad sexual en reiteradas ocasiones", según informó el Ministerio Público a través del sitio Fiscales.gob.

"La solidez de los testimonios expuestos por la joven resultan clarificadoras del escenario traumático por ella vivido", indicaron los magistrados.

Señalaron además que "el estándar valorativo no se concluye solo con lo por ella dicho, sino que se cuenta con pruebas e indicios que validan lo expuesto y permiten estimar la participación en el hecho de la persona sindicada por el magistrado en su decreto".

En el marco de la causa, la víctima expuso que era encerrada constantemente, sin tener trato alguno con el exterior y que cuando logró acceder a un teléfono llamó a la policía, tras lo cual se inició una investigación a cargo de la Fiscalía Federal N°1, que conduce Laura Mazzaferri.

Al ser allanado el domicilio del acusado el último 15 de abril, el hombre fue detenido y la víctima, quien fue hallada debajo de una cama, pudo ser rescatada.

En su fallo, los magistrados repararon también que al expediente se incorporó el testimonio de otra mujer de nacionalidad venezolana que denunció luego una situación similar, caso que no llegó aun a la instancia de apelación. (Télam)