El tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 de la Ciudad de Buenos Aires resolvió esta tarde condenar a Ricardo Emanuel Papadopulos a la pena de cuatro años y seis meses de prisión por los delitos de "homicidio culposo" contra Isaac Sus y "lesiones graves" contra Débora Agosti y la inhabilitación para conducir por 10 años pese a que nunca tuvo registro.

Así lo resolvió el juez Gabriel Eduardo Vega, que compone el tribunal de manera unipersonal, luego de escuchar esta mañana los alegatos de la defensa, que había pedido la absolución o la pena mínima para ese delito; y que la fiscalía y la querella habían solicitado 5 y 6 años, respectivamente.

Si bien el magistrado no dio a conocer los argumentos del fallo, su decisión es cercana a lo solicitado tanto por la Fiscalía como por la querella, explicaron fuentes judiciales.

A las 17, los familiares de Isaac Sus darán una conferencia de prensa en Cuenca 346, a media cuadra de Avellaneda, en el barrio porteño de Flores.

Sobre el fallo, Gabriel Becker, el letrado de la familia Sus, dijo estar satisfecho: "Me parece un fallo justo, ejemplificador, que no deja impune un hecho de gravedad, tiene que servir como un fallo educativo para los conductores".

"Se tiene que entender que no se puede salir a manejar infringiendo normativas de tránsito de la forma que lo hizo Papadopulos, tenemos que ser más respetuosos de los diversos actores del tránsito, los conductores, los ciclistas, debemos respetar al otro, cuestión que no pasa en la Ciudad donde se ve falta de responsabilidad", agregó.

Finalmente, Becker señaló que "el fallo de Vega ha sido ejemplificador y justo, que sienta un precedente porque no es usual que haya condenas efectivas en delitos imprudentes, pero además satisface las pretensiones de la familia Sus".

Por su parte, Fernando Burlando, abogado de Papadopulos, señaló que el fallo fue "un verdadero papelón".

"La decisión de la Justicia está como la Justicia, haciendo papelones, por eso vamos a apelar porque no tiene fundamento jurídico este veredicto, es rara la decisión que tomó el juez a solo una hora de escuchar el alegato de la defensa", explicó Burlando.

El abogado aseguró que "meter preso a un pibe de 20 años por un hecho así, es no entender lo que ocurre en la calle, en las cárceles, en la vida. Es no entender nada".

"En los últimos tiempos, la doctrina está discutiendo el verdadero fin de la pena, y que se resuelva de esta manera es no entender nada", concluyó Burlando, y adelantó a Télam que el fallo va a ser apelado en los próximos días cuando se conozcan los argumentos del juez para arribar a su decisión.

El debate, que comenzó el 14 de mayo a través de la plataforma Zoom, continuó hasta esta mañana cuando tocó el turno de los alegatos a la defensa de Papadopulos, a cargo de los letrados Fernando Burlando y Fabián Améndola, quienes rebatieron muchas de las pruebas sostenidas por el fiscal y la querella.

Para ello, se basaron en que no fue probado durante el debate la participación del imputado, pero la crítica más férrea fue sobre la culpabilidad del conductor del camión que cruzó en rojo y que provocó, que tanto las víctimas como Papadopulos no pudieran percibir el peligro de lo que luego sucedió.

"Es imperdonable que nunca se haya responsabilizado al camión que violó normas de tránsito", dijo Améndola visiblemente molesto con esa parte de la instrucción judicial, a la que no tuvo acceso porque tomó el caso cuando ya había sido elevada a juicio la causa.

Entre otras cuestiones, la defensa apuntó a la responsabilidad de Débora Agosti al cruzar la calle sin tomar la debida precaución por la falta de un semáforo peatonal en esa avenida, y la "gravedad institucional" de la investigación "que nunca buscó al que originó este hecho, que fue el camión que cruzó en rojo una avenida de punta a punta".

Previo a esta jornada, el fiscal de juicio, Ignacio Mahiques, había solicitado en su alegato la pena de 5 años de prisión por los delitos de homicidio culposo contra Isaac Sus y lesiones graves contra Débora Agosti, en concurso ideal, y con el agravante de la fuga del lugar del hecho y la inobservancia de las normas de tránsito, sin establecer ningún atenuante para con el imputado, algo que fue llamativo para las partes consultadas.

Este pedido derivó en un incidente cuando un micrófono mal apagado en la plataforma Zoom, canal por el que se desarrolla el juicio, permitió que se escuchara al abogado de las víctimas, Gabriel Becker, hablar con su colega David Berstein, a quien le dijo: "Estoy sorprendido (con la pena que pidió el fiscal), esto cambia todo".

"Esto cambia todo, no es lo que habíamos hablado (con el fiscal) no le debe haber llegado el sobre o se vio cercado", dijo Becker, y luego el audio fue muteado por un funcionario del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 de la Ciudad de Buenos Aires.

Una vez que volvieron del receso, uno de los abogados del imputado, Fabián Améndola, expuso la situación ante el magistrado Vega y solicitó la interrupción "momentánea" del juicio por la posible comisión de un delito, pero ese pedido no fue concedido.

Para completar el debate, la querella a cargo del abogado Gabriel Becker pidió una pena de seis años de prisión, que consideró era "justo" porque tenía que servir de modo "ejemplificador".

El hecho por el que fue condenado hoy Papadopulos ocurrió a las 23.02 del jueves 17 de diciembre pasado, cuando Agosti y su hijo cruzaban la avenida San Pedrito, en la esquina con Directorio, y fueron atropellados por un Volkswagen Golf GTI blanco.

Papadopulos, que conducía y no tenía el registro en ese momento, se fugó del lugar y permaneció prófugo nueve días hasta que se presentó en una comisaría de la Policía de la Ciudad, donde actualmente permanecerá detenido, hasta que se solicite su traslado a una unidad carcelaria para cumplir la condena. (Télam)