Un hombre de 41 años fue condenado a 10 años de cárcel por abusar de la hija menor de edad de su expareja en reiteradas ocasiones entre 2016 y 2017 en una vivienda en el sur de la provincia de Tucumán, informaron hoy fuentes judiciales.

La condena fue impuesta ayer, en el marco de un juicio abreviado propuesto por el Ministerio Público Fiscal a través de la Unidad de Delitos contra la integridad Sexual de Concepción, a cargo de Héctor Fabián Assad.

La pena fue acordada previamente con la defensa del imputado y contó con el consentimiento de la víctima.

Durante la audiencia el juez decretó admisible el acuerdo y declaró al acusado culpable de los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal, agravados por el vínculo, en perjuicio de su hijastra que en el momento de los hechos tenía 13 años.

El juez además dejó firme la sentencia y ordenó que el ahora condenado sea trasladado al Penal Nº III de Concepción.

Para acreditar la acusación, el fiscal auxiliar Álvaro Antoni Barros, presentó como pruebas declaraciones que la menor realizó en Cámara Gesell, el testimonio de la madre de la víctima y los informes médicos, psicológicos y psiquiátricos, surgidos de diferentes exámenes.

De acuerdo con la investigación, la causa se inició con una denuncia de la madre de la menor en 2017, en la cual contó que su hija, de 13 años, le confesó que su padrastro había abusado de ella en al menos tres oportunidades, entre 2016 y 2017.

Según el relato de la mujer, que fue corroborado por la víctima en Cámara Gesell, los ataques ocurrieron en la casa del acusado en la ciudad de Concepción, en momentos en que el hombre quedaba al cuidado de los hijos de su pareja durante los fines de semana. (Télam)