La Justicia de San Luis condenó a 18 años de prisión a un hombre por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la relación de convivencia en perjuicio del hijo de su expareja, informaron hoy fuentes judiciales.

El hombre de 39 años se encontraba detenido desde hace dos años y ocho meses y llegó al juicio con un pedido de pena de 10 años solicitado por la fiscalía de Instrucción.

En las audiencias se probó que los abusos se reiteraron por al menos 7 años y la víctima brindó en su testimonio ante los jueces un duro relato de lo que vivió en su infancia.

El joven agradeció “la oportunidad de hablar", la calificó como “un alivio” y reconoció que “necesitaba” contar lo que había padecido.

El juez José Luis Flores agradeció y felicitó a la víctima por la valentía expuesta al contar los hechos y dijo que su testimonio podría ser un acto liberador tras años de silencio, además del aporte que significó para la causa.

Luego de casi dos horas de deliberación, el tribunal presidido por Flores e integrado por Adriana Lucero Alfonso y Hugo Saá Petrino, dictó ayer su veredicto.

Los magistrados tuvieron en cuenta la falta de antecedentes como atenuante y en los agravantes citaron la repetición del hecho, la defraudación de roles y la extensión del daño causado.

Iván Coria, el abogado querellante, aseguró estar conforme con la sentencia “que de alguna manera va a resarcir el tremendo daño del chico”.

Coria sostuvo que si bien la acusación del fiscal de Instrucción solicitaba 10 años de prisión, los distintos testimonios ventilados en el juicio, incluido el del damnificado, daban cuenta de delitos más severos que derivaron en la condena a 18 años. (Télam)