Un hombre fue condenado en Orán, en el norte salteño, a la pena de 16 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio de su hija, de seis años de edad, y fue privado a ejercer la responsabilidad parental en relación a la víctima, informaron hoy fuentes judiciales.

La jueza de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, María Laura Toledo Zamora, condenó a un hombre de 28 años por considerarlo autor material y responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por un ascendente por la guarda y la convivencia reiterados.

Toledo Zamora le impuso al acusado la pena de 16 años de prisión efectiva, y en el mismo fallo le dispuso la privación de ejercer la responsabilidad parental en relación a la menor víctima, conforme a lo dispuesto en el Código Civil y Comercial, y en función a la Convención de los Derechos del Niño.

Asimismo, la magistrada ordenó la extracción del material genético del condenado, y su posterior incorporación en el Banco de Datos Genéticos; y la toma de muestra fotográfica al penado, conforme lo dispone la Acordada 12641, según el protocolo de actuación judicial.

Los voceros detallaron que el hombre continuará detenido y alojado en la Unidad Carcelaria 3, de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, ubicada a 270 kilómetros al norte de la capital salteña.

La denuncia fue radicada en enero del año pasado, en la ciudad de Orán, por la madre de la víctima, de 6 años.

El acusado se encontraba separado de la denunciante y tenía el régimen de visitas compartidas, contexto en el que la niña le contó a su abuela que su papá la tocaba cuando iba a verla.

Las fuentes explicaron que se omitieron las identidades de los protagonistas para preservar la identidad de la menor víctima y su derecho a la intimidad y confidencialidad, garantizados por la Convención de los Derechos del Niño y otras normas vigentes. (Télam)