Un hombre fue condenado hoy a la pena de 15 años de prisión por haber consumado, en abril del 2020, el rapto de un menor de edad, a bordo de su automóvil, y el abuso sexual de la víctima, en la ciudad jujeña de Palpalá, informaron fuentes judiciales.

El fallo, emitido por el Tribunal en lo Criminal 2 de Jujuy, recayó contra un hombre cuyas iniciales de identificación son J.M.P, por resultar autor del delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

El hecho ocurrió en la tarde del 15 de abril del 2020, cuando un menor de edad caminaba por una calle del barrio San José de Pálpala y se apersonó el acusado, quien se trasladaba a bordo de un automóvil marca Chevrolet.

Según la investigación realizada por la Fiscalía, previo a estacionar el vehículo, el hombre le tapó la boca al menor de edad, lo obligó a subir al asiento trasero del automotor y condujo a otro sector próximo, donde estacionó el automóvil.

En esas circunstancias, el acusado subió a la parte trasera del auto y abusó sexualmente del menor. Luego volvió a conducir el automóvil y dejó a la víctima en cercanías de su domicilio, para retirarse del lugar.

El tribunal, integrado por las juezas Claudia Cecilia Sadir - presidente de trámite-, María Laura Flores y el juez Luís Ernesto Kamada; ordenaron en su veredicto el decomiso de un vehículo marca Chevrolet, modelo Corsa Classic, a favor del Estado Provincial, el cual fue utilizado por J.M.P. para cometer el delito.

Además, dispuso la obtención de los perfiles genéticos del condenado a los efectos de su incorporación al Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

Como representante del Ministerio Público de la Acusación se desempeñó, Diego Cussel, quién pidió para el acusado la pena de 21 años de prisión, quien llegó a juicio acusado por el delito de “rapto agravado y abuso sexual con acceso carnal en concurso real”

Por su parte, la defensa técnica del enjuiciado fue ejercida por Esteban Salinas Seguir, quién solicitó al Tribunal para su defendido dos años de prisión y que la pena quede compurgada. (Télam)