Legisladores porteños de varios bloques políticos comenzaron hoy a debatir un proyecto de ley que crea un registro voluntario de bicicletas y otros dispositivos de movilidad personal, como los monopatines, para "mejorar su trazabilidad" y "facilitar su restitución" si son robados.

El registro también busca "desalentar el comercio" de bicicletas y monopatines robados, ya que "quien compra podrá acceder a su trazabilidad", dijo el autor del proyecto, el legislador Diego Weck (UCR-Evolución) en una reunión conjunta de las comisiones de Transporte y de Presupuesto, que se realizó esta tarde en el salón San Martín de la Legislatura.

El legislador también explicó que, mediante el registro, cada vehículo tendrá una "matrícula única que permitirá verificar si tiene denuncias de robo" y una "cédula identificatoria" que llevará el propietario.

"No buscamos generar un tributo, el único gasto será el grabado, que se realiza una sola vez", aclaró Weck, y agregó que el costo aproximado actual en Mar del Plata, ciudad en la que ya se implementa, es de 800 pesos.

Luego, respecto a la protección de datos personales, el legislador dijo que la "consulta pública solo arrojará si hubo un siniestro".

En la Legislatura porteña, el bloque UCR-Evolución es parte del interbloque oficialista y mayoritario Juntos por el Cambio, por lo que es muy probable que este proyecto sea aprobado; sin embargo, legisladores del Frente de Todos (FdT) y de La Libertad Avanza le hicieron algunas críticas y el texto no recibió dictamen, si no que seguirá en debate.

"Tenemos algunas dudas, ¿es un registro vinculado a grabado de autopartes o a un patentamiento?", preguntó Juan Modarelli (FdT) y agregó que en el caso de las bicicletas robadas, existe la venta de partes por separado.

También preguntó cómo se acreditará la titularidad al momento de registrar uno de estos rodados y si deberá hacerse una "transferencia" al venderlos, "como el viejo 08 de los autos".

Luego, intervino Claudia Neira (FdT), quien afirmó que es necesario asegurarse "no plasmar en el registro una situación dudosa", en referencia a que alguien podría registrar como suya una bicicleta robada.

Además, advirtió que las empresas aseguradoras podrían "requerir la inscripción en este registro para asegurar la bicicleta y entonces ya no sería tan voluntario".

Por otra parte, Neira, quien integra la comisión legislativa de Seguridad, preguntó si el principal objetivo del proyecto es "facilitar la restitución o prevenir el delito", y consideró que sólo se logrará la primera de estas metas.

En la reunión también intervino Rebeca Fleitas (La Libertad Avanza), quien aseguró que "no hay estadísticas que corroboren que el grabado voluntario de autopartes contribuya a reducir el delito".

Además, preguntó si el manejo del registro "sería estatal o tercerizado".

Luego, Javier Andrade (FdT) dijo que ya hay un registro para quienes usan bicicletas "en función de la actividad laboral que realizan" y consideró que "no debe agregarse un gasto a trabajadores que ya están precarizados", en referencia a los repartidores.

Hacia el final de la reunión, tomó la palabra Marcelo Guouman (UCR-Evolución) para defender la iniciativa de una crítica que hizo el diputado nacional Javier Milei (Libertad Avanza), quien esta mañana preguntó por Twitter si este registro crearía "un nuevo impuesto en la ciudad".

"No estamos habilitando ningún impuesto, Milei tendría que recursar sus estudios universitarios", dijo, mientras Fleitas sonreía, ya que aludían a su referente político.

Por último, Claudio Romero, presidente de la comisión legislativa de Presupuesto, explicó que "un tributo es aquel que no tiene contraprestación directa".

Tras el debate, los legisladores acordaron que sus asesores parlamentarios continuarán analizando el proyecto. (Télam)