El Gobierno de Jujuy puso en marcha la obra del Centro Integrado de Educación Agropecuaria, de la Escuela Agrotécnica N° 8 de Abra Pampa, con una inversión de 203 millones de pesos y un plazo de ejecución de 18 meses, en el marco del Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (Promace).

La obra, una vez finalizada, será una referencia para toda la región de la Puna jujeña, se informó.

"Este nuevo edificio es el más grande que estamos iniciando, los recursos ya están disponibles y forma parte de la decenas de escuelas que comenzaron a levantar sus paredes", dijo hoy el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, al encabezar el acto en la ciudad de Abra Pampa, 215 kilómetros al norte de la capital provincial.

El mandatario firmó el acta de inicio de obra junto a la ministra de Educación jujeña, Isolda Calsina y el gerente de la empresa Geco S.R.L., Juan Grenni.

Morales resaltó la inversión para el nuevo establecimiento educativo en Abra Pampa, como parte del financiamiento obtenido de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por un total de 307 millones de dólares, lo que se cubre con la renta proveniente de la venta de energía renovable que genera el complejo solar Cauchari, construida 4.200 metros de altura en la Puna jujeña.

En Jujuy, según anunció, se van a construir 258 escuelas nuevas con las ganancias de la planta solar y se va reparar la mayoría de las 700 escuelas de la provincia.

"Somos la gestión que va a construir en cuatro años más de un tercio de las escuelas que como pueblo hemos construido en 150 años", aseguró Morales, y sostuvo que "apostar a la escuela pública es el camino para garantizar la igualdad de acceso a la educación de todo el pueblo jujeño".

El Centro Integrado de Educación Agropecuaria de Abra Pampa albergará un taller general agropecuario con áreas de mecánica, hojalatería, albañilería, herrería, soldadura y carpintería; también contará con una sala de agroindustria, con industrialización derivados vegetales y una sala de producción de derivados de la carne, chacinados y embutidos; un área de cultivos y un laboratorio integrado.

"Somos testigos de este inicio formal de obras que significará para este colegio cumplir el anhelo del edificio propio, dotado de talleres y de espacios para prácticas profesionalizantes, en definitiva, tener la educación de calidad que merecen cada uno de los alumnos", expresó por su parte Calsina. (Télam)