En el contexto de una segunda ola de coronavirus y las consecuentes restricciones, vuelve a estar en tema de conversaciones la sexualidad de las personas solteras.

Aunque se implementaron todo tipo de cuidados, que incluyen desde sexo virtual por videollamada, sexting, masturbación, hasta un pacto de burbujas entre amantes, para muchos sigue siendo difícil encontrar a alguien con quien pasar un buen rato.

Esto ocurre con un develado porcentaje de la población que podría identificarse como demisexual, es decir, gente que solo puede involucrarse sexualmente con personas con las que primero genera un vínculo emocional.

Y no es para confundirse con aquellos que mantienen relaciones solo después del casamiento, o hasta una vez iniciado un noviazgo formal, sino más bien quienes no se sienten atraídos a tener intimidad física con otros, a menos que hayan conectado significativamente.

Son personas para las que el sexo casual, una aventura de una noche o tan solo un beso con un extraño, son prácticamente imposibles. Necesitar sumar sentimientos a la atracción sexual.

Para algunos el sexo se trata tanto de confianza y emoción como de placer físico, buscan primero una conexión verdadera y profunda que no necesariamente implique una relación duradera.

Cada vez son más los que no se sienten atraídos a tener intimidad física con otros, a menos que hayan conectado significativamente

Esta orientación sexual fue descubierta en la web por la periodista del Washington Post, Meryl Williams, que se sintió identificada y a la vez, aliviada: “Me alegra que exista un término para mi sexualidad. Mejor si es algo que podré explicarle a mis parejas”.

“El lenguaje nos ayuda a describir nuestras experiencias”, destacó e invitó a leer las características que distinguen a los y las demisexuales para ver “si resuenan” con lo que la persona pueda sentir.

El aspecto físico te resulta irrelevante

Los demisexuales se interesan más ​​por las conexiones auténticas, la apariencia no es un factor a la hora de formar sentimientos románticos.

La mayoría de tus relaciones comienzan como amistades

Uno de los mayores atractivos para los demisexuales es alcanzar un nivel de total confianza y seguridad con la otra persona. Se sienten seguros y se sienten mucho más atraídos por alguien compartiendo detalles sobre su vida.

Le das mucha importancia a la primera cita

Es menos probable que un demisexual quiera perder su tiempo, o el de otra persona. Si va a continuar saliendo con alguien tiene que haber una conexión en el primer encuentro.

Los demisexuales pueden encontrarse en una situación complicada cuando se trata de saber cuánto tiempo invertir en una relación potencial y pueden tender a parecer un poco intensos en una primera cita.

Pueden querer discutir temas en profundidad en un intento de comprender realmente la personalidad de otra persona y su compatibilidad. Pero es importante saber cuándo este proceso puede convertirse en una especie de interrogatorio.

Disfrutás del sexo pero no es el factor más importante

A diferencia del comportamiento sexual, la atracción sexual no se puede controlar ni forzar a que ocurra.

Al contrario de la asexualidad (la ausencia o el bajo interés en la actividad sexual), los demisexuales son capaces de sentir atracción sexual pero solo cuando forman un vínculo emocional profundo con otra persona.

Por lo tanto, la atracción sexual es posible, pero a los demisexuales les puede llevar un poco más de tiempo que a la mayoría de las personas.

Y no se trata de sexo o falta de libido, sino de la necesidad de intimidad emocional para sentir atracción