La evolución del cuadro de coronavirus de Susana Giménez no trajo buenas noticias al ambiente del espectáculo. A las pocas horas de que se diera a conocer su positivo luego de recibir la segunda dosis de Pfizer en el vecino país de Uruguay, Giménez tuvo que ser hospitalizada para hacer un seguimiento de su evolución de la enfermedad.

“Saturo muy bien de oxígeno, pero tengo un dolor de cuerpo horrible. No puedo hablar”, había dicho la figura televisiva tras ser consultada por periodistas locales sobre su estado de salud, sin embargo, recientemente se dio a conocer que tuvo que ser trasladada desde La Mary, su casa en Punta del Este, al Sanatorio Cantegril para ser observada de cerca en la evolución de su cuadro médico.

“Saturo muy bien de oxígeno, pero tengo un dolor de cuerpo horrible. No puedo hablar”.

Cabe recordar que Susana, de 77 años, estaba viviendo en el último tiempo en Uruguay, donde recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio de Pfizer. Tras ello, comunicó que dio positivo al test de coronavirus, que se realizó por presentar algunos síntomas de la enfermedad.

Al momento de dar la noticia, se encontraba transitando el aislamiento junto a su hija Mercedes Sarrabayrouse, quien también fue positivo.

Desde su entorno aseveran que sobrelleva la enfermedad sin fiebre y de muy buen estado anímico, sin embargo decidieron trasladarla al hospital por precaución, al presentar una saturación baja de oxígeno y una leve tos, que llevó a los médicos a tomar la decisión de hospitalizarla