Autoridades de Salud de San Luis informaron hoy que la próxima semana comenzará la verificación del uso clínico del misoprostol que fabrica Laboratorios Puntanos, y las pruebas se realizarán con pacientes de toda la provincia que previamente den su consentimiento.

En Laboratorios Puntanos iniciaron hace tres meses el desarrollo de comprimidos orales de misoprostol, que es una droga que permite realizar un aborto farmacológico.

Según la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), las obras sociales deben entregarlo en forma gratuita con la correspondiente receta médica.

La directora técnica de Laboratorios Puntano, Valeria Cianchino, dijo que el medicamento está listo y que comenzará la etapa de prueba en pacientes que manifiesten su consentimiento a través de un escrito.

Cianchino explicó que se logró diseñar una fórmula distinta llamada orodispersable y que tiene rápida actuación en el organismo.

El misoprostol, que alguna vez fue utilizado como protector gástrico, ahora se aplica a las mujeres que quieren realizar un aborto seguro.

Los comprimidos desarrollados son de 400 microgramos, de color verde y tienen sabor y aroma a menta, semejantes a las aspirinetas pediátricas, explicó Cianchino.

Indicó también que "el comprimido orodispersable se coloca en la boca y se va a dispersar muy rápido, de manera que esté biodisponible el activo y sus efectos serán muy rápidos en el organismo".

La idea de las autoridades sanitarias puntanas es distribuir este producto en todos los centros de salud de la provincia para su fácil acceso.

El medicamento debe contar con la aprobación del Ministerio de Salud de la Nación para su uso humano en forma masiva. (Télam)