El ciclo lectivo 2021 comenzará mañana en la provincia de Santa Fe con un paro docente por 48 horas en las escuelas públicas, en rechazo a la oferta salarial del 35% de aumento en tres tramos realizada por el Gobierno provincial y que sí aceptaron los maestros del sector privado.

De esta forma, en los hechos quedó sin efecto la alianza táctica que mantenían la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), por lo que el panorama de mañana será dispar en cuanto a la apertura de establecimientos.

La expectativa del Gobierno es que una parte importante de los docentes públicos no acate la medida resuelta por la asamblea de delegados del miércoles pasado, aunque los paros de la Amsafé suelen ser contundentes.

El ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, fue el vocero de la administración de Omar Perotti y horas después del rechazo ratificó la oferta oficial porque "fue construida con los sindicatos durante todo el mes de febrero" y a su juicio "se ubica por encima de cualquier otra" en el país.

Amsafé rechazó la propuesta en una votación en la que de un total de 24.331 votantes, el 52,02% rechazó la oferta (12.657 adhesiones), en tanto optó por la aceptación el 47,58% (11.577 votos).

De esta forma, los maestros se decidieron por la moción que incluye un paro de actividades para los días 15 y 16 de marzo, con lo cual las clases comenzarán recién el miércoles 17, y ya tienen votada una medida similar para el 23 y 25 de marzo (el 24 de marzo es al feriado por el Día de la Memoria) en caso de no recibir una propuesta superadora.

El Gobierno propuso un incremento del 35%, dividido en un 18% con el pago de los salarios de marzo, un 8% con los de julio y el 9% restante en septiembre.

La resolución de la Amsafé dejó a ese sindicato en soledad respecto del resto de los gremios que ya se han expresado ante la misma oferta salarial del 35%.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn), que representan a los trabajadores de la administración central, aceptaron la propuesta, que en todos los casos incluye una cláusula de revisión del salario en octubre en comparación con la inflación. (Télam)