El Triduo de Pontificales comenzó hoy, con la misa estacional en honor a la Solemnidad de la Virgen del Milagro, en la catedral salteña, donde el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, pidió madurez cívica a los fieles, debido a que este año la procesión del 15 de septiembre se realizará sin el seguimiento de los feligreses por la pandemia de coronavirus.

El triduo es el conjunto de rezos o celebraciones religiosas que dura tres días y es propio de la iglesia católica.

“Hemos aprendido mucho este año y medio de pandemia y creemos que esta celebración va a mostrar la calidad del pueblo cristiano”, expresó el arzobispo de Salta, tras lo que indicó que “es una hora para mostrar lo que puede hacer la fe, como comienzo de una nueva cultura distinta”.

Cargnello habló hoy, al finalizar la misa estacional en honor a la Solemnidad de la Virgen María, en la Catedral Basílica, donde estuvieron el gobernador Gustavo Sáenz y otras autoridades provinciales y municipales.

Cumpliendo los protocolos sanitarios, la misa estacional fue oficiada por el obispo de Orán, Luis Scozzina, quien agradeció a monseñor Cargnello por cederle la celebración en honor a la Solemnidad de la Bienaventurada Virgen del Milagro.

En la homilía, el obispo de Orán llamó a los fieles a imitar a la Virgen María, quien ante el Cristo crucificado transformó su dolor en amor y convocó a cultivar los valores del respeto, la solidaridad y a “liberarnos de ideologías de todo tipo que no hacen al Evangelio de Jesús, superando egoísmos y la búsqueda de intereses limitados”.

En tanto, Cargnello manifestó su gratitud al Gobierno de Salta, “por su predisposición para trabajar juntos en la organización y planificación de este Milagro”, lo que “nos ha permitido planificar lo que queremos hacer ahora, confiando en la madurez cívica de nuestro pueblo”.

En el mismo tono, tras la celebración del Triduo, Sáenz convocó hoy a los fieles a “demostrar su madurez cívica, como lo pidió el arzobispo, respetando los protocolos, medidas y recomendaciones sanitarias” y agregó que junto al Arzobispado y la Municipalidad se hizo “un esfuerzo muy grande para que todos puedan vivir y compartir la devoción a los Santos Patronos”.

Durante estos días se recuerda la intercesión milagrosa de la Virgen y la protección del Santo Cristo crucificado durante los temblores que azotaron la región en 1692, desde cuando, cada año, los fieles renuevan su pacto de fidelidad y piden la protección de los Patronos a sus hogares.

La procesión del Señor y la Virgen del Milagro, que cada 15 de septiembre generalmente convoca a unas 800 personas en el centro de la ciudad de Salta, y que el año pasado no se realizó, será el primer evento masivo en la provincia, en el marco de la pospandemia.

La Iglesia y el Gobierno de Salta acordaron la salida de las imágenes, pero sin el seguimiento de los fieles en procesión, por lo que se diagramó un intenso operativo de seguridad sociosanitaria que permitirá a los Santos Patrones recorrer las calles salteñas.

La procesión central comenzará a las 15, con la salida de las imágenes de la Cruz Procesional, la Virgen de las Lágrimas, la Virgen del Milagro y el Señor del Milagro, a la explanada de la Catedral.

A las 16, comenzará el recorrido tradicional hasta el monumento 20 en Febrero, donde esperarán las autoridades para la realización del Pacto de Fidelidad, alrededor de las 16.45, y allí comenzará, a las 17, la ceremonia central.

Además, el 15 de setiembre, a las 12, desde la Catedral Basílica, saldrán las imágenes peregrinas del Señor y la Virgen del Milagro, montadas sobre vehículos del Ejército para recorrer, durante 4 horas, 58 kilómetros por la capital salteña, pasando por todas las zonas y lugares emblemáticos de la ciudad.

Por cada cuadra, tanto en los alrededores de la Catedral, como en los barrios debe haber un aforo de 150 personas, mientras que en las 4 plazas que rodean el Monumento 20 de Febrero estará permitido un aforo de 400 personas como máximo.

Se convocó a los fieles a seguir las celebraciones del Triduo, la procesión y el Pacto Fidelidad por los medios de comunicación y las redes sociales que transmitirán las actividades. (Télam)