La Novena en honor al Señor y la Virgen del Milagro comenzó hoy en la ciudad de Salta, en el marco de la fiesta religiosa más importante del norte argentino, que este año concluirá el 15 de septiembre, con el recorrido de las imágenes, pero sin feligreses, debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Entre hoy y el 14 de septiembre se realiza el rezo de la Novena, por lo que en la Catedral Basílica de Salta se diagramaron horarios especiales, informó el Arzobispado local.

De esta manera, comienza el tramo final de la tradicional Fiesta del Milagro, de la Iglesia Católica, que este año se realiza bajo el lema “Quédate con nosotros Señor”.

Las intenciones de esta edición de la celebración religiosa son que San José interceda por el pan y el trabajo de cada familia; que aprendamos como Iglesia a caminar juntos; y que termine este flagelo de la pandemia.

El 13 de septiembre comenzará el tradicional Triduo de Pontificales, con la Solemnidad del Señor del Milagro, de la Santísima Cruz y de la Virgen del Milagro.

Esta festividad de la Iglesia Católica, considerada una de las más importantes del país, el año pasado no pudo cerrar con la tradicional y convocante procesión debido a la situación sanitaria derivada de la pandemia de Covid-19.

En tanto, este año se anunció que las imágenes realizarán el recorrido de la procesión, pero sin feligreses, y que tanto en la plaza 9 de Julio, que está frente a la Catedral, como en el monumento 20 de Febrero, donde se realizará la renovación del pacto de fidelidad, habrá un aforo del 50% en la concurrencia de autoridades civiles y eclesiásticas.

En el recorrido, en las veredas habrá burbujas que controlará especialmente la Policía de Salta, mientras que al mediodía, las imágenes peregrinas del Señor y la Virgen del Milagro recorrerán en vehículo las distintas parroquias de la ciudad de Salta.

La celebración tiene sus orígenes en 1692, cuando intensos terremotos sacudían parte de lo que hoy es suelo salteño y el padre José Carrión pidió sacar la olvidada imagen del Cristo Crucificado, que casi un siglo antes había llegado al templo mayor desde España tras naufragar en la zona del Callao, en Perú.

Entonces, los terremotos cesaron y, al reingresar al templo, los participantes de esa primera procesión vieron que la imagen de la Virgen María era la única que se encontraba intacta.

A partir de allí las imágenes se convirtieron en el Señor y la Virgen del Milagro y cada 15 de septiembre salen de la Catedral salteña en procesión, a recorrer las calles de la ciudad para renovar el "pacto de fidelidad" con sus seguidores y creyentes, en el monumento 20 de Febrero.

Fuentes gubernamentales informaron que el Gobierno de Salta transmitirá en vivo, desde la Catedral Basílica, el rezo de la Novena en honor al Señor y la Virgen del Milagro, con el objetivo de facilitar a los fieles y peregrinos la realización de la novena desde sus hogares. (Télam)