El sacerdote Carlos Eduardo José, de 62 años, comenzó a ser juzgado hoy por el "abuso sexual gravemente ultrajante triplemente agravado" contra una alumna del colegio parroquial que dirigía en la localidad bonaerense de Caseros, a quien según la acusación agredió sexualmente entre sus 12 y 21 años de edad.

La audiencia comenzó a las 10:30 cuando, tras permanecer tres años y medio en prisión preventiva, José volvió a encontrarse con su principal acusadora, Mailín Gobbo, hoy de 33 años, y otras tres alumnas quienes también aseguran haber sufrido abusos por parte del cura y quienes actuarán como testigos en el debate oral que tendrán a su cargo los jueces del T.O.C N° 2 de San Martín, Raúl Luchelli Ramos y Mónica María Carreira.

Estas tres víctimas del sacerdote aguardan el veredicto de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires para que avancen sus causas declaradas prescriptas en instancias anteriores.

Según contaron a Télam desde las agrupaciones feministas que acompañan a las víctimas, las mujeres quisieron estar presentes a lo largo de la audiencia que aún continúa, mientras que el sacerdote, en cambio, sólo estuvo presente al inicio y prefirió escuchar el resto desde una sala contigua.

José llegó al juicio tras estar en prisión desde julio de 2017 por haber permanecido prófugo una semana.

En virtud de esta actitud esquiva es que la Justicia le denegó sucesivos pedidos de excarcelación o prisión domiciliaria.

Los hechos por los que será juzgado sucedieron entre 1999 y 2008, cuando Gobbo concurría a la institución educativa que José dirigía, el Instituto San José Obrero. (Télam)