Dos locales comerciales del barrio porteño de Once fueron clausurados por comercializar ilegalmente productos de cosmética y perfumería apócrifos y sin contar son la autorización correspondiente tras una investigación que llevó adelante el Ministerio Público Fiscal porteño, se informó hoy oficialmente.

Durante el operativo se secuestró la mercadería, un total de 1.091 unidades de perfumes y cosméticos luego de la investigación que se inició a partir de una denuncia realizada por la apoderada de numerosas marcas de esos rubros.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema) a cargo del doctor Carlos Rolero Santurian, dispuso tareas al Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

Los allanamientos fueron realizados en los dos locales comerciales ubicados en las calles Larrea al 200 y Perón al 2500 tras la autorización de la Jueza Araceli Martínez, titular del Juzgado N° 29 de CABA.

El procedimiento fue llevado adelante por personal de la División Investigación de Delitos Informáticos Complejos de la Policía porteña, de la Dirección Nacional de Migraciones, la AFIP, y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat)

También participaron las direcciones generales de Fiscalización y Control y de Protección del Trabajo, y los titulares de las firmas Versace, Converse, Under Armour, Kenzo, Calvin Klein, Chanel, Bath Body Works, Victoria Secret, Nike, Lacoste, Puma, Tomy y Levi Strauss.

Los responsables de los locales no pudieron justificar su origen, y la mercadería hallada no cumplía con las certificaciones para su pertinente comercialización.

Los locales tampoco contaban con la habilitación o permiso del Gobierno porteño para la comercialización de cosméticos y perfumes cuya utilización en forma directa podría afectar a la salud.

El fiscal dispuso que se tome una muestra de cada uno de estos elementos para ser remitidas a la Anmat para su correspondiente análisis y, así, profundizar la investigación por ilícitos ambientales contra la salud pública. (Télam)