Cuatro bares y restaurantes de la ciudad de Buenos Aires fueron clausurados anoche por no cumplir con las nuevas medidas de restricción para reducir los contagios de coronavirus.

Los locales, ubicados en los barrios de San Nicolás, Palermo y Vélez Sársfield, estaban funcionando fuera de horario establecido y con más gente de la permitida, informó el Gobierno porteño.

Las clausuras fueron dispuestas como parte de los operativos de prevención y concientización en plazas, parques, bares y puntos gastronómicos de toda la Ciudad que realiza desde el jueves por la noche personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), con la colaboración del Departamento Contravenciones y Faltas de la Policía porteña.

Desde el jueves, cuando entraron en vigencia las nuevas medidas, los inspectores recorren las áreas gastronómicas de Puerto Madero, Palermo Hollywood, Plaza Serrano, San Telmo, Avenida Corrientes, Plaza Dorrego, Corredor Donado, Avenida Elcano, Paseo Ferroviario y Paseo de la Infanta, que es donde se concentra más del 80% de la actividad de la Ciudad.

Además, también se verifica el cumplimiento de las normas en los parques Tres de Febrero, Chacabuco, Plaza Arenales, Parque General Paz, entre otros, según informó el Gobierno porteño.

De los operativos también participaron personal de la Dirección General de Fiscalización Urbana (DGFU), agentes de Prevención, agentes de Tránsito, bomberos de la Ciudad y guardaparques.

Los locales nocturnos pueden recibir clientes hasta las 23 y permanecer abiertos entre las 6 y las 24.

Según se informó oficialmente, "en los espacios verdes se concientizó sobre la importancia de respetar la distancia social, el uso correcto de tapabocas y las normas de higiene personal, la cantidad de personas reunidas (máximo 20) y el cumplimiento de horarios en parques, plazas y establecimientos gastronómicos, que estarán vigentes hasta el 30 de abril". (Télam)