Legisladores y comuneros porteños del Frente de Todos (FdT) denunciaron que la obra en construcción de la escuela de Danza N°2, en el barrio porteño de Villa Luro, fue abandonada en 2017 por el Gobierno de la Ciudad y actualmente está en peligro de derrumbe, poniendo en riesgo la vida de quienes acuden al establecimiento y de quienes transitan por la zona.

"Al haber abandonado la obra, toda la mampostería, que excede al perímetro de la construcción, con la tormenta del fin de semana empezó a desplomarse, con la peligrosidad que eso implica para los peatones que transitan por la avenida Lope de Vega", dijo hoy a Télam Fernando Moya, comunero responsable en Educación de la Comuna 10.

Moya explicó que el conflicto entre la comunidad educativa de la escuela de danza Jorge Donn y el Gobierno porteño "lleva muchos años", ya que familias, docentes y alumnos "vienen reclamando un edificio propio".

Actualmente, la escuela de danza funciona en el mismo edificio que la escuela de cerámica Fernando Arranz, "conviviendo los hornos que levantan temperatura con clases de danza", comentó el comunero.

A partir de la presentación de un recurso de amparo de las familias, la jueza Elena Liberatori ordenó al Gobierno de la Ciudad construir un establecimiento nuevo para la escuela de danza, obra que comenzó en 2015 en la misma manzana que la escuela Fernando Arranz, pero que, "en reiteradas oportunidades, se interrumpió", dijo el comunero.

"El Gobierno de la Ciudad argumentó que la empresa a la cual se había adjudicado la obra, mediante licitación, había quebrado, y que por eso tuvo que hacer un nuevo llamado a licitación. Sin embargo, un informe de la Auditoría General de la Ciudad mostró que había dos empresas contratadas, simultáneamente, para la construcción del establecimiento", añadió.

En noviembre de 2020, tras abandonar la obra en forma definitiva, el Gobierno de la Ciudad dio de baja la licitación y "no hizo ningún nuevo llamado", remarcó Moya.

La resolución que dio de baja de esa licitación, que ascendía 241 millones de pesos, fue publicada el 6 de noviembre de 2020 en el Boletín Oficial de la Ciudad.

A este reclamo se sumó la legisladora porteña María Bielli (Frente de Todos), quien visitó la obra ayer y advirtió en su cuenta de Twitter que "se cayeron las maderas de la obra, que lleva casi tres años parada".

Y añadió: "Lo que pasó es la muestra más clara de abandono, pero la lucha por el edificio nuevo lleva 12 años. En 2009 se sancionó en la Legislatura Porteña una ley para la construcción de este nuevo edificio con fondos provenientes de la venta de un predio en Catalinas".

Para Bielli, "la baja de la licitación se inscribe en un recorte sistemático en infraestructura escolar en CABA. Pero en este caso, estamos hablando de una escuela que tienen una sentencia judicial que ordena que se finalice el edificio, con lo cual la situación se vuelve mucho más grave", escribió la diputada.

Y, junto a un video donde puede verse el estado actual de la obra, escribió: "La imagen del abandono es alarmante y si no se toman medidas urgentes se pone en riesgo a toda la comunidad educativa y a lxs vecinxs de la escuela". (Télam)