Cinco provincias se encontraban esta mañana bajo alertas naranja y amarilla por tormentas, con una precipitación acumulada prevista entre 30 y 60 milímetros, fuertes ráfagas y granizo en algunas localidades, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según precisó el organismo, en gran parte de las provincias de Río Negro y La Pampa y en localidades del sur de Mendoza y el este de Neuquén regían alertas naranjas por tormentas, mientras que las localidades restantes de las cuatro provincias y el sur de San Luis se encontraban bajo alerta amarilla.

En el reporte diario del SMN se detalló que las tormentas serán de "variada intensidad", algunas de las cuales podrán ser "fuertes o severas".

El organismo indicó que, en las localidades donde rige la alerta naranja, se prevén valores de precipitación acumulada entre 30 y 60 milímetros, que pueden ser superados "de forma localizada”.

En tanto, se espera una precipitación acumulada entre 20 y 45 milímetros en las localidades bajo alerta amarilla.

Las tormentas en estas localidades del centro y sur del país “podrán estar acompañadas de intensas ráfagas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos”.

Asimismo, el organismo meteorológico recomendó para las zonas afectadas no sacar la basura ni objetos que impidan que el agua escurra, evitar actividades al aire libre, no refugiarse cerca de árboles y postes de electricidad que puedan caerse y no permanecer en playas, ríos, lagunas o piletas. (Télam)