Investigadoras del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) estudiaron el rol de la mujer en los pueblos originarios mediante el análisis de distintas voces femeninas mapuches de La Pampa y la Patagonia, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Originarios.

El trabajo fue desarrollado por Graciela Hernández, historiadora e investigadora del Conicet en el Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur (UNS), quien estudia el rol de la mujer de los pueblos originarios del país desde mediados de la década del 90.

En sus investigaciones trabajó la temática de los pueblos originarios articulando la historia oral con la metodología cualitativa etnográfica, para lo cual retoma el testimonio de mujeres mapuches, oriundas de Bolivia y provincias patagónicas, que viven en Bahía Blanca.

Hernández dijo a Télam que tomó conciencia sobre esta temática "en 1994 en un encuentro de historia de las mujeres y género en donde se incluyó el abordaje de la mujer indígena".

"Ahí tomé conciencia de la dimensión del trabajo y de lo que debía aprender, porque no tenía una formación ni en género ni en feminismo y porque tenía una lectura desordenada sobre este tema", consideró la especialista.

En este sentido, la investigadora destacó que el objetivo principal del trabajo fue "dar visibilidad a la mujer y dar cuenta de la voz de la misma en los pueblos originarios, para demostrar que esto no era solo una historia de varones".

En esta investigación, las voces de las mujeres originarias se convierten en testimonios, en fuentes documentales y en el principal insumo para describir procesos históricos sociales a partir del análisis de rituales que reflejan el lugar de las mujeres en las sociedades de los pueblos originarios de la región pampeano-patagónica.

La historiadora, quien también es diplomada en Género de la Universidad de Chile, remarcó el trabajo interdisciplinario con otras investigadoras feministas en donde "interrelacionan la territorialidad con la investigación académica”.

En conjunto con su equipo de investigación revisaron las interpretaciones de distintos rituales protagonizados por las mujeres o relacionados con ellas, como por ejemplo la primera menstruación o menarquía y los rituales de muerte, en donde se incorporaron perspectivas de género e ideas de los feminismos indígenas.

"Las voces de las mujeres tienen una historicidad", destacó Hernández, quien enfatizó que no hay una mirada unívoca sobre esta temática, sino que hay "diferentes reflexiones sobre el pasado".

En su investigación también destacó el rol de las mujeres mapuche para las tareas de producción como también las labores de cuidado ovino y pastoril.

Hernández afirmó que el objetivo es "dar cuenta de las problemáticas de los pueblos originarios y poderlas pensar desde las teorías de investigación universitaria".

En tanto, también remarcó que estos trabajos incluyen "desafíos metodológicos y epistemológicos y pensar cuál es nuestro lugar en las investigaciones".

"El interés en este tema surge en un contexto en donde se reconocen las particularidades de las mujeres, que tienen en cuenta a las diversidades y en donde las universidades tienen algo que decir sobre estas cuestiones", remarcó la historiadora. (Télam)