Los partidos bonaerenses costeros de Necochea, Pinamar, Villa Gesell, La Costa y Mar del Plata presentan este lunes una jornada inestable con cielo mayormente nublado, probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas e intensas, y una temperatura máxima de 24 grados, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En Mar del Plata, por la mañana, el cielo se presenta cubierto, vientos del norte a 11 kilómetros y una temperatura que a las 7 marcaba 18,5 grados y una humedad del 79%.

La jornada se mantendrá con chaparrones y tormentas aisladas, acompañada con vientos del sur entre 13 y 33 kilómetros por hora, con ráfagas que pueden alcanzar los 50 km/h y la temperatura máxima está prevista en 24 grados, al igual que en el resto de las localidades de la costa bonaerense aledañas.

En los balnearios de Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló, la temperatura de 21,5 grados, con cielo despejado, y vientos del noreste a 9 kilómetros por hora, aunque hacia media mañana se aguarda aumento de la nubosidad, lluvias aisladas y chaparrones.

Hacia la tarde y noche, se prevé que continúe el cielo cubierto, chaparrones y lluvias fuertes con vientos del noroeste rotando al sur entre 13 y 31 kilómetros, acompañado de ráfagas que pueden alcanzar los 50 kilómetros por hora.

En las localidades de Villa Gesell, Mar de las Pampas, Mar Azul y Las Gaviotas el cielo amaneció parcialmente nublado, con vientos del noreste a 9 kilómetros y la temperatura a las 7 era de 21,5 grados, con una humedad del 78%.

Desde el mediodía se espera que el cielo continúe cubierto acompañado de chaparrones y tormentas fuertes y vientos del este entre 13 y 31 kilómetros con ráfagas entre 42 y 50 kilómetros por hora, según el SMN.

En las localidades del partido de la Costa -Mar de Ajó, San Bernardo, Santa Teresita, San Clemente del Tuyú, Las Toninas, La Lucila del Mar, Costa Esmeralda, Costa Azul, Costa del Este, Nueva Atlantis y Aguas Verdes- el cielo estaba esta mañana despejado, con 21,4 grados y vientos del noreste a 9 kilómetros.

En tanto, se prevé que hacia media mañana el cielo se nuble, y comience a registrarse durante el resto de la jornada lluvias fuertes y tormentas aisladas con vientos del noreste soplando entre los 13 y 31 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 50 kilómetros.

En Necochea y Quequén, el cielo permanecía cubierto, vientos del norte a 11 kilómetros y, en las primeras horas de esta mañana, el termómetro marcaba 18,5 grados.

Se espera que para el mediodía se produzca descenso de la temperatura, lluvias aisladas y vientos del suroeste rotando al sur de entre los 13 y 31 kilómetros por hora, y ráfagas que oscilarán entre los 42 y 50 kilómetros. (Télam)