Un ciclista sanjuanino que sufre Parkinson desde hace 15 años se propuso hacer el trayecto entre La Quiaca y Ushuaia para difundir la consigna de que el deporte es el mejor aliado para luchar contra esa enfermedad, de la cual dijo, se está recuperando.

Omar Rojas, de 57 años y oriundo de la localidad sanjuanina de Sarmiento, tomó al ciclismo "como una medicina que mejora su salud", según dijo.

"La misión que tengo es incentivar a la gente, hay mucha gente que está abandonada, aislada por la enfermedad y yo lo he vivido; y quiero que en cada provincia se atienda debidamente estos casos y se tome conciencia", indicó en diálogo con Télam.

Omar nunca había abrazado al ciclismo como deporte sino desde hace cinco años y antes que se le detectara el Parkinson practicaba fútbol, natación, boxeo y levantamiento de pesas.

"Hace 15 años tengo la enfermedad y hace cinco que me la estoy tratando porque antes tenía mi esposa internada; yo vivía en el hospital para cuidarla. Ella sufría de diabetes, perdió la vista, una pierna y después falleció", recordó con tristeza.

Pese al consejo de los médicos, no inició antes su tratamiento porque quería estar al lado de su esposa y de sus cinco hijos en esos momentos tan difíciles.

Omar comentó que después del fallecimiento de su esposa decidió de lleno tratar la enfermedad y viajó a Buenos Aires donde se le realizaron los estudios y quedó internado.

"Llegué a un estado de la enfermedad en que no podía caminar ni comer, una cosa increíble y ahora el deporte me devolvió la vida, me siento bien y hago varios kilómetros por día lo que a muchos les sorprende", afirmó.

Los medicamentos que toma van a acompañados del deporte y gracias a Dios, "los fui bajando porque me hacían sentir muy pesado al mismo tiempo me apegaba más a la bici".

Omar largó el martes desde La Quiaca y durante su permanencia en la provincia recibió el aliento de los jujeños cuando pasó por la ruta nacional 9.

La primera etapa fue La Quiaca-Abra Pampa y pernoctó en Humahuaca el mismo martes para continuar el viaje hasta San Salvador de Jujuy donde llegó ayer, registrando "muy buenos tiempos a pesar de los vientos", según sus allegados.

La travesía de unir el país le va a deparar un esfuerzo que no había experimentado antes, ya que solo había hecho un tramo desde San Juan hasta Junín de los Andes, Neuquén; pero "sintió que con sus piernas podía un poco más".

"Me preparé para esto, quiero decirle a la gente que del Parkinson se puede salir y hay motivos para vivir mejor. La actividad física es una medicina importante", enfatizó con firmeza.

"Es titánico lo que está haciendo para luchar contra una enfermedad y lo hace desde la constancia que debe tener un deportista", le dijo a Télam Daniel Macías, dirigente de la Asociación de Ciclismo de Jujuy, que colaboró desde un primer momento con la travesía .

Esta tarde Rojas será acompañado por ciclistas jujeños hasta llegar el límite con Salta donde otro grupo y policías secundarán al deportista en su recorrido.

"Desde muchas provincias estuvieron llamado para solidarizarse y prestar apoyo con alojamiento y comida", comentó Macías y resaltó que la iniciativa de Omar servirá para "muchas personas hagan deportes y si es posible el ciclismo, como una terapia".

Apuntó que "unas 100 mil personas viven con esta enfermedad en Argentina, sobre todo mayores de 60 años y también ataca a los jóvenes, lo que realmente es algo preocupante".

Consideró que "Omar está viviendo en carne propia su mejoría, es como una pequeña luz de esperanza que otros pacientes puedan salir adelante, después que estuviera sin caminar ya que tenía afectada la motricidad de sus piernas y casi el 90% de los músculos de la mano", indicó.

Después de Salta, por la ruta nacional 40, la travesía continuará por Catamarca, La Rioja y San Juan, donde visitará su pueblo natal, para luego continuar hasta Ushuaia.

(Télam)