Uno de los tres principales denunciantes de los abusos sexuales, de poder y de conciencia en el seno de la Iglesia católica de Chile, Juan Carlos Cruz, cuestionó hoy la declaración del episcopado chileno que reivindicó el matrimonio "solo entre varón y mujer", tras el anuncio del presidente Sebastián Piñera sobre el impulso al proyecto de ley de matrimonio igualitario.

Los obispos chilenos, ante el anuncio que hiciera Piñera de dar urgencia al proyecto de ley de matrimonio igualitario, declararon que "sostenemos la certeza de que el matrimonio establecido y querido por Dios es sólo entre un varón y una mujer".

A través de Twitter, Cruz escribió hoy: "Sin embargo, muchos obispos chilenos miran hacia otro lado cuando sus colegas tienen pareja, abusan o encubren. Así de hipócritas son", informó la agencia de noticias italiana ANSA.

Cruz, una de las víctimas más conocidas del exsacerdote pedófilo Fernando Karadima, fue nombrado por el papa Francisco en marzo pasado miembro de la Comisión para la Protección de los Menores del Vaticano.

Poco antes de su designación, Cruz había denunciado con énfasis un documento de la Congregación de la Doctrina de la Fe que prohibió las bendiciones a parejas del mismo sexo.

Piñera anunció este martes que se pondrá urgencia al proyecto de ley para permitir el matrimonio igualitario en Chile, lo cual fue calificado de "traición" desde Chile Vamos, la coalición de derecha que lo llevó al poder, por no haber anunciado la iniciativa dentro de esa alianza.

Los obispos chilenos, en su respuesta la proyecto de Piñera, defendieron "lo que la Iglesia católica enseña sobre esta materia es claro y conocido: la vocación al matrimonio se inscribe en la naturaleza misma del hombre y de la mujer, según salieron de la mano del Creador" (Catecismo de la Iglesia Católica, 1603), agregó ANSA.

Añadieron que "la familia es el lugar primario de relaciones interpersonales, célula primera y vital de la sociedad (...) nacida de la íntima comunión de vida y de amor conyugal fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer" (Compendio

Doctrina Social de la Iglesia, 211)". (Télam)