Las derivaciones de pacientes por coronavirus entre hospitales públicos y privados bonaerenses se redujeron 70% durante la segunda quincena de junio en relación a los primeros 15 días de ese mes, informó hoy el ministerio de Salud provincial.

Según se detalló, la Unidad de Gestión Centralizada de Camas y Derivaciones (UGCC) del ministerio de Salud Bonaerense realizó 904 derivaciones de pacientes a hospitales públicos y privados durante la segunda quincena del mes de junio.

De ese total, 181 fueron pacientes con Covid-19, un 69,83% menos que en los primeros 15 días del mismo mes cuando se habían derivado 600 pacientes con esa enfermedad.

“La red de derivaciones creada por el Ministerio de Salud bonaerense fue esencial para evitar el colapso del sistema de salud, en especial, durante la segunda ola de coronavirus, donde la Provincia realizó 1.940 derivaciones en abril; 2.043 en mayo y 2.160 en junio”, consignó la cartera sanitaria en un comunicado.

El ministerio agregó que la baja en las derivaciones de pacientes con coronavirus “coincide con un descenso sostenido de casos que llega hasta hoy, cuando se inicia la séptima semana consecutiva de caída de infecciones y disminución en la ocupación de camas de Terapia intensiva por la Covid-19”.

Al mismo tiempo, el descenso coincide con el notable avance de la campaña Buenos Aires Vacunate que, tras las jornadas intensivas de vacunación de este fin de semana, alcanzó a 9.467.762 de bonaerenses inmunizados.

La Unidad de Gestión Centralizada de Camas y Derivaciones creada por la cartera sanitaria provincial resulta, en este contexto, una herramienta indispensable que logró optimizar el uso de plazas de terapia intensiva y agilizar el traslado de pacientes entre jurisdicciones en el vasto territorio de la provincia.

Cuando un hospital está con riesgo de completar sus camas de internación críticas, se comunica con la UGCC y, por medio de ella, se traslada a los pacientes que ya están estabilizados hacia otra terapia intensiva con mayor disponibilidad. (Télam)