Un total de 1.783 personas fueron aprehendidas en toda la provincia de Santa Fe, entre el 21 y el 30 de mayo pasados, por circular fuera del horario permitido a raíz de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus y por "resistir y desobedecer" órdenes de los agentes policiales, informó hoy el Ministerio de Seguridad provincial.

La cartera informó además que controló en ese período a 52.000 automóviles en los distintos operativos realizados por las fuerzas de seguridad.

Los aprehendidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Acusación (MPA), que les inició un legajo judicial por incumplimiento a los decretos nacional y provincial que establecieron restricciones a la circulación por la pandemia de coronavirus,

El subsecretario de Prevención y Control Urbano de la cartera, Alberto Mongia, dijo que “nuestro rol es el de llevar los conceptos del decreto a la práctica, y hacer posible que la gente entienda que estamos en una situación epidemiológica grave”.

“Y que sepa -agregó el funcionario- que la circulación vehicular está restringida y que tiene que llevar el permiso correspondiente a mano para poder realizar sin inconvenientes el control de nuestros agentes”.

Las aprehensiones se produjeron por violación a las medidas impuestas por la autoridad para impedir la propagación de una epidemia, sancionada en al artículo 239 del Código Penal.

Y también por “resistir o desobedecer” las órdenes de los agentes policiales en el ejercicio de sus funciones, informó el Ministerio de Seguridad.

Además, entre el 21 y el 30 de mayo fueron controlados 52.799 vehículos particulares para establecer si contaban con los permisos necesarios de circulación.

Y se impartieron "más de 17 mil notificaciones o advertencias por incumplimiento de las medidas”, agregó la cartera a través de un comunicado.

Mongia dijo que Ministerio pone “a disposición todos los recursos de la Policía provincial para controlar que se cumplan las medidas, pero también apelamos a la responsabilidad de las y los ciudadanos para evitar que el virus se siga propagando”.

"Tenemos que ser conscientes que hoy la prioridad es aliviar un poco el sistema sanitario, que está cada vez mas colapsado”, concluyó. (Télam)