Los futuros aspirantes a ingresar a la escuela del Servicio Exterior de la Nación deberán capacitarse en "promoción y protección de los derechos de las personas LGBTIQ+ y sobre diversidad sexual y de géneros", según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, que busca además colocar al Argentina como un "país inclusivo".

La medida, impulsada por el canciller Felipe Solá, abarca también a los funcionarios del Servicio Exterior y del Ministerio de Relaciones Exteriores quienes podrán acceder a capacitarse en forma permanente en materia de diversidad y derechos LGBTIQ+.

La resolución establece "incorporar en el Plan de Estudios para los Aspirantes Becarios, cursos sobre la promoción y protección de los derechos de las personas LGBTIQ+ y sobre diversidad sexual y de géneros. Asimismo, dichos cursos deberán dictarse a los fines de capacitar en forma permanente a los funcionarios y funcionarias del Servicio Exterior de la Nación y a los restantes funcionarios y funcionarias· del ministerio".

Además, la cancillería se comprometió a "promover la participación de las Representaciones argentinas en el exterior en actividades, eventos y exposiciones de carácter turístico, deportivo y cultural en los que sea posible posicionar a la República Argentina internacionalmente como un país inclusivo y respetuoso de la orientación sexual y de la identidad de géneros de las personas".

De acuerdo al texto de la resolución, la medida fue tomada a partir de las propuestas presentadas por "los trabajadores y las trabajadoras del colectivo LGBTIQ+ que se desempeñan en este Ministerio y que se encuentran reunidos en el Grupo EXEDRA".

Además de la capacitación y la promoción de actividades en el exterior, la cancillería resolvió crear un "Punto Focal de Diversidad Sexual y de Géneros" que funcionará dentro del Gabinete de Asesores del Ministerio y que "tendrá por objeto el diseño de políticas o programas que fomenten la promoción y la protección de los derechos de las personas LGBTIQ+, la diversidad sexual y la identidad de géneros" dentro de esa cartera.

Entre los argumentos para estas medidas, Solá aseguró que "resulta necesario contemplar la necesidad de garantizar los derechos y la igualdad de oportunidades de los trabajadores y las trabajadoras del colectivo LGBTIQ+", ya que el país "ha alcanzado significativos avances en materia legislativa tendiente a garantizar el respeto, la promoción y la protección de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgéneros, intersexuales, no binarias (LGBTIQ+) y el derecho a la identidad de género".

La resolución recuerda que ya funcionaba dentro de la cancillería un "Punto Focal en materia de Género" a partir del cual se creó el Observatorio de Género, cuyo objeto es "el diseño de políticas o programas para reducir la brecha de género en este Ministerio, procurando alcanzar la igualdad de oportunidades y de trato en la carrera diplomática y en el Sistema Nacional de Empleo Público, la conciliación de la vida personal con la laboral de todo el personal y la internalización en las prácticas del Ministerio referido de los compromisos y valores que promueve la política exterior argentina en materia de derechos de las mujeres".

Con esta resolución, el Ministerio avanza en la consolidación de los derechos de las personas LGBTIQ+.

(Télam)