Policías bonaerenses y empleados municipales fueron entrenados para que puedan prevenir e intervenir en casos de maltrato y crueldad animal, capacitación organizada por el Colegio de la Abogacía de La Plata, la municipalidad de Berisso y la Asociación Civil ONG "Gestión en protección y Defensa de los animales".

Rosario Sánchez, presidenta del Colegio, destacó que "lo importante es unir todas las fuerzas, porque los abogados y abogadas solos no hacemos nada, los fiscales tampoco, todos y todas nos necesitamos para poder defender, proteger y trabajar para el bienestar de los derechos de los animales no humanos"

Además, se comprometió a trabajar en las escuelas, a través del espacio Promoviendo Derechos del Colegio, para enseñar a los niños los derechos de los animales no humanos como una manera de prevención.

Por su parte, la directora del Instituto de Derecho Animal del colegio de la abogacía platense, Carla López destacó que la capacitación tiene como objetivo que el bien jurídico que se protege "es el animal no humano como sujeto de derecho y no como objeto",

La directora celebró que la sociedad esté más sensibilizada ante los casos de maltrato animal y se anime a denunciar ese tipo de violencia pero sostuvo que "es fundamental avanzar en un cambio de paradigma donde las propias fuerzas policiales y municipales vean realmente a los animales no humanos como sujetos de derechos , como seres sintientes y están prestos a intervenir".

"La ley 14.346 necesita una urgente reforma ya que las sanciones que allí se reflejan son irrisorias, es algo que venimos reclamando desde hace tiempo", dijo la abogada

Este tipo de delito "demuestra una perversidad así como es la antesala de la violencia de género, ya que son los animales humanos convivientes en una familia quienes sufren en un primer lugar el maltrato intrafamiliar y sin duda son otras víctimas silenciosas"

En la jornada se acordó además conformar una mesa de interdisciplinario para elaborar un protocolo de acción para las fuerzas policiales bonaerenses y los trabajadores municipales. (Télam)