Grupos adiestrados de canes de la policía de Catamarca se sumarán a la búsqueda de la niña Guadalupe Belén Lucero, desaparecida desde el 14 de junio pasado mientras jugaba en la puerta de la casa de su tía, en un barrio del sur de la ciudad de San Luis, informó hoy el Ministerio de Seguridad provincial.

El ministro de Seguridad de Catamarca Gustavo Aguirre ofreció a su par de San Luis adiestradores, canes y drones dependientes de la Dirección de Unidades Especiales de Catamarca.

El ministro puntano aceptó la incorporación de los canes de la Policía de Catamarca a las tareas de rastrillaje, "ya que se encuentran adiestrados para distintos tipos de búsquedas de personas", destacó.

Aguirre aseguró que cuando fue el alud que azotó a la localidad de El Rodeo, en 2013, "personal y animales se trasladaron desde San Luis hasta nuestra provincia para colaborar en las tareas de búsqueda de las víctimas".

Finalmente, desde la cartera de seguridad catamarqueña adelantaron que "en total son cuatro binomios de canes con sus adiestradores, dos especializados en búsqueda de personas vivas y dos en restos humanos".

Se trata de un pastor belga malinois, Ambar; un pastor alemán, Athos; Labrador, Polaco y Golden retrieve, Rocose, que se encuentran equipados con tecnología GPS para seguir su geolocalización de manera instantánea.

(Télam)