Un fuerte temporal de lluvia y viento causó numerosos anegamientos y problemas en viviendas y calles, despistes en rutas, caída de ramas y postes de servicios públicos de Paraná y localidades entrerrianas aledañas.

La tormenta, que inició durante la madrugada y continuó en las primeras horas de este jueves, causó inconvenientes en varias zonas de la capital entrerriana y ciudades de los departamentos de Villaguay, Diamante, Nogoyá, Gualeguaychú y Victoria, entre otros.

Los principales daños se reflejaron en Paraná, donde cayeron cerca de 35 milímetros de agua con fuerte intensidad, y trabajó en varios puntos de la ciudad personal de Protección Civil, municipal, policial y de Bomberos Zapadores.

Además, numerosas calles de la capital entrerriana se vieron colapsadas de agua; se registraron inconvenientes en desagües y cloacas, y en la zona céntrica y del parque local hubo caída de árboles y ramas.

La Municipalidad de Paraná auxilió a cerca de cinco familias que sufrieron inundaciones en sus viviendas y perdieron sus pertenencias, por lo que les entregaron productos de limpieza, toldos, colchones, comida, ropa y zapatillas, entre otras cosas.

Desde el municipio convocaron a los vecinos a alertar, a través de las líneas telefónicas 103 y 147, ante cualquier inconveniente debido a las inclemencias climáticas.

También se registraron fuertes precipitaciones y vientos en la localidad de Crespo y zonas aledañas, ciudades rurales y localidades de Victoria, Diamante y Gualeguaychú.

El temporal generó la caída de árboles, ramas y postes de servicios públicos, y voladuras de techos en viviendas y zonas rurales principalmente.

Por otra parte, un camión con acoplado despistó a la altura del kilómetro 155 de la ruta nacional 12, producto de la importante cantidad de agua acumulada en la calzada, y el tránsito debió ser organizado, aunque no hubo heridos.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) confirmó que continúa el alerta naranja para Entre Ríos por lluvias y tormentas, zonas en las que se esperan "fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente".

Allí pronosticaron "lluvias y tormentas con valores de precipitación acumulada entre 30 y 60 milímetros, superados de forma puntual", acompañados por "intensas ráfagas, caída de granizo e importante actividad eléctrica".

La advertencia agrega un descenso de las temperaturas que se extenderá por varios días, y no descarta probables lluvias aisladas el sábado en algunas zonas de la provincia. (Télam)