Un grupo de vendedores ambulantes de café se manifestó hoy en Plaza Constitución en reclamo del tratamiento de una ley para incorporar esta actividad en el Código de Habilitaciones porteño, ya que la normativa actual lo prohíbe.

"Queremos la formalización de todos los cafeteros, la mayoría de nosotros hemos generado nuestro propio empleo, así creamos el ingreso económico para nuestro hogar. No queremos pedir al Estado que nos regale beneficios. Queremos trabajar y aportar con el pago de nuestros impuestos”, dijo Fidel Fernández Cordero, de la Cooperativa de Trabajo Cafeteros y Confitería de Constitución Limitada.

El reclamo se origina porque la venta ambulante de infusiones como el café y el té está prohibida en la Ciudad de Buenos Aires, ya que el Código de Habilitaciones no la contempla, sino que sólo regula la actividad en puestos fijos.

En ese marco, en agosto pasado, la legisladora de la Coalición Cívica (CC) Lucía Romano presentó un proyecto para sumar el trabajo de los cafeteros ambulantes a la normativa y que puedan vender infusiones en el espacio público.

“El único interés que mueve y congrega a este grupo de personas es poder trabajar en paz y sentirse amparados por la ley. Algo tan simple y que debiera ser sencillo, hoy no lo pueden hacer de forma legal y sin trabas". sostuvo la legisladora que estuvo presente en la movilización.

Y agregó que "como representantes del pueblo es nuestro deber apoyar esta petición ya que se trata nada más, y nada menos, del deseo y la necesidad de estas personas, de mantenerse a sí mismas y a sus familias a través del trabajo propio”.

Click to enlarge
A fallback.

También acompañaron el reclamo los diputados porteños de la CC Hernán Reyes, Cecilia Ferrero y Claudio Cingolani; los candidatos Inés Parry y Sergio Abrevaya y los miembros comunales Mariana Rayneli, Ignacio Martioda y Florencia Deich.

(Télam)