El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, se reunió con la senadora nacional por Mendoza Anabel Fernández Sagasti para profundizar sobre el proyecto que lleva a cabo la cartera ambiental en materia de gestión integral de residuos sólidos urbanos (RSU) en esa provincia.

Ambas autoridades observaron los planos y debatieron sobre la implementación de esa política pública que ejecuta la cartera de Ambiente en virtud de un crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que busca materializar la construcción de tres centros ambientales de RSU en las localidades mendocinas de San Carlos, Tunuyán y Tupungato.

La obra, que cuenta con un presupuesto de 776 millones de pesos, promueve la erradicación de basurales a cielo abierto en la zona del Valle de Uco que beneficiará a más de 138 mil personas.

Cabandié recordó que están "impulsando un proceso ambicioso de erradicación de basurales a cielo abierto que son altamente contaminantes. Trabajamos en un plan federal y estamos abordando esa área con proyectos, insumos y equipamiento".

Fernández Sagasti, por su parte, consideró que "el trabajo conjunto de la Nación con los municipios está teniendo resultados concretos para mejorar la calidad de vida de los y las mendocinas. En el caso del Valle de Uco estos recursos van a impactar de manera directa en la forma que se tratan los residuos sólidos urbanos y en lograr un ambiente más sustentable".

La construcción de los complejos ambientales abarca el municipio de San Carlos que contará con una planta de transferencia, mientras que a los de Tunuyán y Tupungato se les sumará una de separación de residuos.

Estas iniciativas promueven, además, la clausura de los basurales a cielo abierto presentes en San Carlos y Tupungato. (Télam)