Los gobiernos de los Países Bajos y las Naciones Unidas organizaron hoy un encuentro en La Haya para respaldar un proyecto que evite que un petrolero varado frente a la costa de Yemen, el FSO Safer, que contiene un millón de barriles de petróleo, vierta su contenido en las aguas del Mar Rojo.

La iniciativa en dos fases cuenta con un presupuesto de 144 millones de dólares, informó el sitio de noticias de la ONU.

De ese monto, afirmaron que se necesitan urgente 80 millones para una operación de emergencia de cuatro meses de duración.

El grave impacto medioambiental que tendría sobre el agua, los arrecifes y los manglares que sustentan la vida en la costa de Yemen y posiblemente en todo el Mar Rojo.

El coste de la limpieza en caso de derrame se estima en 20.000 millones de dólares y las interrupciones del transporte marítimo a través del estrecho de Bab al-Mandab hacia el Canal de Suez podrían costar miles de millones adicionales a diario.

Además, la devastación de las comunidades pesqueras de la costa yemení del Mar Rojo, provocaría la eliminación hasta 200.000 medios de subsistencia de forma instantánea y la contaminación del aire afectaría a millones de personas.

También el cierre de los puertos cercanos de Hodeidah y Saleef, ambos esenciales para el traslado de comida, combustible y suministros en un país en el que 17 millones de personas requieren ayuda alimentaria.

Según consignaron, podrían desaparecer temporalmente las plantas desalinizadoras de la costa del Mar Rojo, cortando una fuente de agua para millones de personas.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, envió un mensaje a los asistentes del encuentro y destacó que el plan puede frenar este potencial desastre ecológico antes de su inicio.

Recordó que durante los últimos meses el organismo internacional trabajó estrechamente con todas las partes para alcanzar este acuerdo y que ahora se necesitan los fondos para llevarlo a la práctica.

“El evento de hoy es un paso fundamental para evitar una catástrofe que afectaría a Yemen, a la región y al mundo”, declaró.

Guterres instó a todos los participantes a cubrir la totalidad del monto solicitado para que la operación pueda comenzar de inmediato.

“No hay tiempo que perder”, enfatizó. (Télam)