Rescatistas trabajan contra reloj para encontrar con vida a Luis Ariel López, el hombre que quedó atrapado bajo los escombros al derrumbarse el domingo la casa de tres plantas de Rosario en la que estaba junto a su padre y un inquilino, quienes fueron rescatados con vida, y la búsqueda se enfocaba hoy en el sector donde estaban las cocheras, informaron fuentes de los equipos de búsqueda.

Integrantes de la división de Bomberos Zapadores de la Unidad Regional II de la policía de Rosario, instructores de la Brigada Canina de Búsqueda de Personas de la Federación Argentina de Bomberos Voluntarios y de Defensa Civil, entre otros expertos, trabajan en el rescate del hombre de 52 años, que logró alertar a su padre Luis (88) que la vivienda iba a colapsar pero no pudo salir.

El coordinador de la División de Bomberos Zapadores, Adrián Gómez, indicó que "los perros marcan un sector puntual donde podría estar la persona atrapada, que es donde estaban las cocheras de la casa, y hoy estamos enfocados en ese lugar con la mayor cantidad de rescatistas".

Por otro lado, Gómez aseguró que "no hay peligro de derrumbe de las casas linderas".

Según el reporte del director de Defensa Civil de Rosario, Gonzalo Ratner, "la búsqueda continúa y la remoción de escombros se realizará hoy con máquinas debido a que los equipos de expertos que trabajan en el lugar lograron despejar de manera manual gran parte de los mismos".

"El tiempo siempre juega en contra. Cuanto más tiempo pasa, menores son las chances, pero hay que seguir buscando, mejorando la seguridad de los rescatistas", añadió el funcionario a la prensa local.

En tanto el Secretario de Gobierno de Rosario, Gustavo Zignago, aseguró "que el domicilio está catastrado", que el dueño es el hombre de 88 años que "además es arquitecto", mientras que su hijo "es maestro mayor de obra" y señaló que ambos vivían allí.

En declaraciones a Radio2-Rosario, Zignago explicó que "aún no se corroboró" que en la vivienda hubiera una obra en curso.

"Los vecinos, inclusive familiares, dan cuenta de que no se estaba ejecutando ninguna obra en particular", detalló y sostuvo que el terreno donde esta emplazada la vivienda "no presenta evidencias técnicas de agrietamiento".

El inmueble, que está a más de 200 metros del río, "tiene una parte del terreno plano que no presenta evidencia de ningún agrietamiento", detalló.

La vivienda colapsada, ubicada sobre la calle Superí al 200 y Álvarez Thomas, en la zona norte de Rosario, se derrumbó el domingo último alrededor de las 19.

Los socorristas lograron rescatar con vida al dueño de la casa, quien se puso a salvo en un baño y puedo salir ileso por una ventanilla.

En la madrugada del lunes lograron rescatar a un inquilino identificado como "Facundo, de 30 años", quien esta mañana permanecía internado en observación pero fuera de peligro en el hospital de Emergencias.

Familiares que siguen de cerca las tareas de rescate mantenían esta mañana la esperanza de que Luis Ariel López sea rescatado con vida.

"Ariel es una persona muy activa físicamente. Practica actividades en el río y es instructor de montaña. Es sumamente deportista, así que eso es lo que más esperanza nos da de que pueda estar bien", dijo una familiar que se identificó ante los medios como María del Mar. (Télam)