La abogada y legisladora porteña del PTS Myriam Bregman defendió hoy el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y salió al cruce de los expositores "celestes", a quienes acusó de aportar "confusión" al debate cuando hablan de la "existencia de la vida" como si fuera lo mismo que "la existencia de una persona". "Escuchando las exposiciones parece que esta vez quienes optan por la clandestinidad del abortó intenten darle a los argumentos un tinte científico", comenzó la dirigente de izquierda al comienzo de su exposición en un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados. Denunció que los expositores "celestes" que la precedieron en el uso de la palabra incurrieron en "apelaciones morales, religiosas", y "una deliberada tendencia a confundir al existencia de vida con la existencia de una persona". La alusión hace referencia a la discusión acerca del momento en que debe considerarse el origen de una persona, si desde la concepción en el seno materno como aseveran los autodenominados "pro vida", o bien en el nacimiento, o bien en un momento indeterminado entre estas dos instancias. "Aborto y confusión dicen las pibas", ironizó Bregman, que luego pasó a abordar la cuestión de la penalización a la mujer por interrumpir embarazos no planificados. Bregman también aprovechó para deslizar sus diferencias con el proyecto oficial, como por ejemplo que habilite penas por abortos después de las 14 semanas de gestación, o la inclusión de la cláusula de conciencia individual. "Los derechos no se mendigan, se conquistan. La batalla la vamos a dar afuera porque se discute en el Congreso pero la ganamos en la calle", finalizó. SH/MG/GAM NA