Brasil estrenará una nueva estatua gigante de Cristo en una pequeña ciudad en el sur del país, que superará en tamaño al icónico Cristo Redentor que se alza en la cima del Corcovado, en Rio de Janeiro, según la Asociación Amigos del Cristo, que coordina la obra, cuya finalización está prevista para fines de este año.

Esta semana fueron erigidos los brazos y la cabeza de la estatua, cuya construcción se inició en 2019 en Encantado, Rio Grande del Sur.

"Con certeza es un día de fiesta, de devoción", celebró el avance del proyecto en sus redes sociales Gilson Conzatti, concejal e hijo de Adroaldo Conzatti, político local que acogió la idea del emplazamiento.

Adroaldo, quien era alcalde de la ciudad, falleció en marzo por complicaciones de salud consecuencia de un cuadro de Covid-19.

La estatua de Encantado llevará por nombre Cristo Protector y medirá 43 metros de altura, incluyendo su pedestal, lo que la convertirá en la tercera estatua más alta del mundo.

Asimismo, se detalló que la extensión de mano a mano es de 36 metros, que tendrá un elevador interno y un mirador, informó la agencia AFP.

El Cristo Redentor del Corcovado, la postal más famosa de Brasil, mide 38 metros, incluyendo su pedestal, y fue inaugurado en octubre de 1931.

La ciudad que la alojará, Encantado, que tiene 22.000 habitantes, se encuentra a 144 kilómetros de Porto Alegre, la capital del estado.

La construcción, erigida en el Cerro de las Antenas e ideada por un sacerdote de la ciudad, busca "transmitir la fe del pueblo de Encantado e impulsar el turismo de la región".

Los escultores Genesio y Markus Moura, padre e hijo, están a cargo de la obra con un presupuesto de 2 millones de reales (350.000 dólares), y que ha sido financiado con donaciones y sin dinero público, según la Asociación Amigos del Cristo. (Télam)