El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, convocó hoy a una reunión a los distintos actores y fuerzas de seguridad involucrados en el combate contra los incendios en el delta del río Paraná, y aseguró que "lo importante es trabajar en conjunto" con "acciones permanentes".

"Estamos haciendo todo lo necesario, trabajando y respaldando el accionar en el territorio", completó el mandatario provincial.

Bordet encabezó hoy una reunión en la Casa de Gobierno local junto a funcionarios provinciales de diferentes áreas, y de Defensa Civil, la Policía de Entre Ríos, y de Prefectura Naval Argentina.

Allí hizo énfasis en el "control y extinción" de los focos actuales, y en el diseño de un "plan de acciones para prevenir y evitar nuevos incendios" en las más de un millón y medio de hectáreas que componen el delta entrerriano.

También agradeció y respaldó quienes trabajan en el territorio, valoró la articulación con el Gobierno de Santa Fe y los Ministerios de Defensa y de Seguridad de la Nación que "pusieron todo a disposición", y alertó los pronósticos negativos para los próximos meses.

El gobernador entrerriano detalló que trabajan tres destacamentos policiales, pero que creará una "policía ambiental", y la provincia contratará aviones hidrantes además de los dos helicópteros de la Policía de Entre Ríos.

"Estamos conviniendo con los Bomberos Voluntarios, de los cuales hemos capacitado 150 para incendios forestales", completó Bordet.

La ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, mencionó que se trabajó en el "cómo se hacen medidas entre los distintos Estados" para "evitar el inicio del fuego porque en el combate ya se está".

"Hay comandos de combate -continuó-, y se está pensando en otros comandos pero lo más importante y sobre lo que estamos fijando la mirada en este momento es en la prevención".

Su par de Ambiente, Daniela García, informó que antes de la lluvia se logró controlar los incendios frente a Rosario, donde "ya no hay focos activos", aunque actualmente se trabaja en dos focos frente a San Pedro que "estarán controlados durante la jornada".

Aún así, enfatizó en que "controlados no significa extinguidos", que se determina cuando el equipo que está trabajando en el lugar "considera que ese foco no puede volver a prenderse".

En la zona de Puerto Alvear se estableció una guardia permanente que se mantendrá por al menos 50 días, conformada por brigadistas de Santa Fe y Entre Ríos y Policía de Entre Ríos, con medios aéreos, para realizar patrullajes diarios.

El intendente de Victoria, Domingo Maiocco, precisó que el trabajo "de ahora en más es que no se vuelva a prender fuego, con acciones preventivas" y en ese sentido llamó a que "la gente tome conciencia" y a un "trabajo articulado". (Télam)